miércoles, 28 de diciembre de 2011

Cernuda se lamenta y Europa devora España

Un continente de mercaderes y de histriones,
Al acecho de este loco país, está esperando
Que vencido se hunda, solo ante su destino,
Para arrancar jirones de su esplendor antiguo.
Le alienta únicamente su propia gran historia dolorida.
Si con el dolor el alma se ha templado, es invencible;
Pero, como el amor, debe el dolor ser mudo:
No lo digáis, sufridlo en esperanza. Así este pueblo iluso
Agonizará antes, presa ya de la muerte,
Y vedle luego abierto, rosa eterna en los mares.
 
(Luis Cernuda. Lamento y esperanza. Del libro de "Las nubes") 

Con esto de la crisis estamos retrocediendo en lo social, lo laboral y lo económico a diario, no  hay más que beber de la realidad o contrastarla tomando un chato en la taberna del Tinín. Ayer sin ir más lejos la portada del diario "El Mundo" era todo un horror, recortes, catástrofes, ministros que toman posesión del cargo desde los santuarios de la especulación o los arsenales. Poco amor en primera plana, pocas palabras de aliento y esperanza. La vieja Europa está en el mayor agujero desde la IIª Guerra Mundial y cada día parece más oscuro que el anterior, como en esos despertares de Frodo, Sam y Gollum cuando se van adentrando en Mordor.

Escribía hace algunas jornadas cómo aprovechándose de la crisis nos la metían doblada desde las instituciones europeas, que conviene recordar para los novatos, no son más que un instrumento de los mercados para seguir acumulando riqueza, esto se evidencia con las directivas que dimanan o que hayamos adaptado nuestra Constitución recientemente para priorizar el pago de nuestra deuda a la banca europea (basicamente franco-alemana) sobre el resto de necesidades, ya sea calefacción en los colegios o salario mínimo (pero mínimo, mínimo). Así las cosas, con estos retrocesospiedrasdemolino con los que el Capital quiere hacernos comulgar, los viejos textos de algunos pensadores y poetas van cobrando más sentido, aunque nunca hubieran dejado de tenerlo. Ayer casualidades de la vida, buceaba entre los versos de Cernuda de su libro "Las Nubes" que empezó a escribir en España, pero tuvo que terminar gracias a la gentileza de las bombas fascistas muy lejos, bajo el más gris de los cielos, el del exilio, donde lo terminaría y publicaría (en Londres creo recordar), pues nunca regresó a España. Entre algunos de sus poemas he rescatado estos versos del inicio de la entrada de hoy que me parecen muy descriptivos de la situación que Europa nos ayuda a padecer.

A lo que parece nosotros, ciudadanos del mundo, que nos quedamos o que huímos fuera de España para poder trabajar, vamos a encontrar en unos años un país irreconocible, más pobre, más desarticulado e insolidario, más oscuro, más roto al fin. La lucha que vamos perdiendo a favor de los poderes económicos, propietarios del dinero y el poder, nos va a convertir en una generación de exiliados definitivos pues el país que conocimos antes de la crisis no volverá, está desapareciendo mientras escribo estas líneas, mutándose por uno que se vislumbra sombrío y tremendo. Parecido al paisaje de guerra civil del que Cernuda huyó para no terminar en una fosa común.


lunes, 26 de diciembre de 2011

Se difumina mi mirada en tu reflejo (¿Aún es tarde? II)



El espejo te dice que quién va a ser capaz de follar contigo, pero él está esperando en la cama sin quitarte la vista, a sólo unos centímetros, lo cual te inquieta y preocupa.
(Aunque a veces la vida deje en tu playa lo que mereces).

Y sacas la lengua sucia de alcohol y tabaco delante del espejo.

Y después de pensarlo te guiñas un ojo y dejas de pensar y vas a gozar de lo que mereces...


miércoles, 21 de diciembre de 2011

"Qué corto se me hace el viaje"


"... aunque maldiga y los tiempos sean oscuros, la vida es un regalo".

He dejado esta frase en el facebook en mitad de la noche, acompañado de la muerte, de la vida, de una bandada de cuervos de los relatos de Poe y de la esperanza en el PORvenir, puesto que está por venir, mientras Don Ángel González me susurraba al oido muy insistente "mañana no será lo que Dios quiera, téngalo en cuenta Don Titán, téngalo en cuenta, mañana no será lo que Dios quiera..." una y otra vez. Me dí la vuelta con las sábanas, me arropé aún mejor y dormí el mejor y más reparador de los sueños, puesto que si Don Ángel guardaba mi sueño nada podía irme mal. Y así ha sido, tuve hermosos sueños y hoy ha sido un día grande, pero ordinario. Un maravilloso día normal y corriente de este otoño que ya está a punto de abandonarnos.

Todo esto que se conjuga y se mete conmigo en la cama, me acongojo un poco por los días oscuros, pero me vengo arriba ante la perspectiva de que si estoy vivo y lato y existo y los días siguen siendo los mismos aún hay una posibilidad de equilibrar este desastre cotidiano en la cesta de la compra y en las colas del INEM, ahora ECyL en Castilla/León.

Como al final abandoné la nostalgia que me convertía en un Lot de pacotilla cuando los años se terminan y las luces de navidad se encienden siempre me canto aquello con todos los buenos deseos del mundo que me ponía y pone la piel de gallina y os regalo este fin de 2011: "Que el vértigo pare y en vuestras ventanas luzca el sol cada mañana"...



jueves, 15 de diciembre de 2011

¿Aún es tarde?



El atardecer desaparecido y la noche pintando aceras, las siete de la tarde, mirarle a los ojos y pensar en si quieres seguir a su lado o te estorba. Era más bello de lo que te habías fijado la primera vez con los vapores del gin tonic, cuando el alba estaba a punto de llegar aunque seguía siendo de noche. 

Vuelves a mirarle y ya van dos veces ¡es tan hermoso! y ha sido tan putamente encantador... que ahora dudas si despegarte de él, si llevarle con tus amigas que te están esperando a tomar algo o abandonarle en la corriente de este corriente aunque irrepetible otoño.

Le has vuelto a mirar otra vez porque te cuesta resistirte y le has sonreído como hacía mucho que no sabías sonreir, él ha sonreído contigo ¿aún es tarde para besarle de nuevo?


Madrugada febril del 3 de diciembre 
de este corriente otoño 
y este 2011, infártico año de crisises

 con Sonia y Vero
haciendo de esa, como de cada noche, 
MAGIA,
en un bar cualquiera de Las Llanas
y que me dieron la idea para escribir estas líneas.


Para el gran Dani (que corra la voz) que me cuida, me soporta
y encuentra siempre el camino de regreso para dejarme en mi casa.


jueves, 1 de diciembre de 2011

¿La muerte del Euro o la excusa para matar lo que queda de las democracias europeas?


El Euro está contra las cuerdas y la tensión va en aumento no sólo en la Eurozona sino en toda la UE.

Los rescates de Irlanda, Portugal y Grecia, que en el primer caso parece que han servido para algo y en los otros dos no, significativo el caso griego que el 1 de diciembre vivió su última huelga general contra los recortes, (y se ha perdido la cuenta de las que van) y con las primas de riesgo disparadas de España e Italia, con el gobierno Berlusconi sustituido por un equipo de tecnócratas (al igual que en Grecia) y el de España obligado por las circunstancias a adelantar las elecciones donde ha arrasado la derecha y donde se rumorea que si los anunciados duros recortes del nuevo gobierno no contentan a los mercados darán paso también a un equipo de tecnócratas.

Haciendo caso a esa máxima de que la economía es política concentrada, los gobiernos de la Unión Europea, a propuesta de Herman Van Rompuy, Presidente del Consejo Europeo (El Gobierno en papel de la UE -reina, pero no gobierna-) presentará el 9 de diciembre bajo el “Diktak” de la banca alemana la propuesta de tener un gobierno común económico para los 27 estados miembros. La propuesta es en principio razonable, y es que las tensiones económicas de la zona con 27 sistemas impositivos, de distribución de la renta, presupuestarios o fiscales se están maximizando con una crisis que ha dejado tocados incluso a los países fuertes del Euro: Francia, la agencia Fitch amenaza con rebajarle la calificación y Alemania que no termina de alcanzar una senda de crecimiento fuerte (el 1,8% para este año). Sin embargo la propuesta en este tiempo y forma no deja de ser a primera vista otra imposición de los voraces mercados, que encuentran de esta manera un mecanismo para robar más democracia a los gobiernos a favor de un supuesto gobierno económico europeo que va a seguir a pies juntillas las recomendaciones más duras del neoliberalismo.


martes, 29 de noviembre de 2011

Frágil

Cuán frágil es la vida. A veces tengo la impresión de que venimos en cajas y en el lógico transcurrir cotidiano fortuitamente alguna se cae de la cadena y deja de servir. Que uno sale a sus quehaceres y en cualquier momento un coche desbocado o una maceta mal anclada pueden terminar con la vida que tanto se ama, aunque queden proyectos por terminar o sueños no cumplidos. Estamos  indefensamente expuestos a la muerte, a dejar de pagar recibos en el momento menos pensado para disgusto de la hacienda pública, a no volver a cruzarnos con la gente importante y poder abrazarla, ni a regresar a los sitios especiales de nuestra existencia...
 
La fragilidad de la vida cuando toca cerca deja jodidos a los vivos, sintiendo  como que nos faltan extremidades aunque estemos completos. Quedando como esponjas: huecos y con agujeros. Como un bolsillo que no es capaz ni de retener  llaves gordas de una casa y necesita un zurcido o un buen refuerzo. -Qué inmenso vacío deja la gente inmensa.- Muerte que puede cernirse en cualquier momento y por lo general, salvo que seas un tirano, siempre inoportuna.

el reloj
nosePARA
PARAnadie

casinadie se PARA
como PARA casitodo
a mirar

pero se nos PARA muchachos,
se PARA...

Embebidos de su vulgar ombligo y convencidos a pesar de su inevitabilidad que a ese trozo de carne no ha de alcanzarle. ¿Nacimos sordos, o sólo estúpidos?

Inevitabilidad de tiempo que se agota, para tí, para ella, para mí. Tiempo que implacable nos pasa por encima, nos arruga, apalea, enseña y mata.

Nuestras madres y padres, abuelos y abuelas hasta remontarme como en "Do the evolution" (no dejen de ver el video), pusieron todo de su parte para que nosotros "pesáramos sobre el suelo" y fuésemos como ellos pasto del polvo, (en susurros): pasto del polvo...



La vida está mal escrita y no es justa, la muerte lo es, pero sólo las veces que llega a tiempo. Sino cumple el cometido de llevarse a un villano en pleno proceso de villanías (o antes de ejercerlas), entonces no será justa. Y quede constancia que no creo que la acción de perder la vida esté atada a la justicia, o sea instrumento de algún ente o Dios.

Casi siempre todo es demasiado casual, -¿Loterías y apuestas de la vida?- aunque haya histéricos histriónicos hipocondríacos empeñados en gatos negros, martes y trece y oquedades por el estilo, convencidos que de no pisar las juntas de las baldosas de la calle no tendrán percance alguno en un mes.

La vida es frágil y mata...

viernes, 21 de octubre de 2011

Comunicado perrofláuttico sobre el comunicado de los malditos etarras (sin perro, sin flauta, pero con guitarra y blog)

Perroflauta en acción

El frente perrofláutico de la ciudad de Dios quiere gritar por las esquinas, donde nos acusan de gritar nuestro rencor, "la su" opinión sobre lo acaecido ayer en el Reyno de España:

Dice la cabeza barbuda derecha de Rubaljoy que se alegra, pero poco, del fin de ETA, mientras le comen una ficha. Por su parte la cabeza barbuda, calva y brillante izquierda se alegra más y se cuenta 20. 

Pues nosotros nos alegramos y mucho de que lo dejen a secas. La puritica verdá no más, es que no nos gusta que la gente vaya matando por ahí, ni ná del estilo. Somos así de chungos, qué le vamos a hacer. 

Se han vertido ríos ¡Qué digo ríos! ¡Océanos!!! de tinta, hablando sobre el tema e incendiándolo todo (que ahí estaba el negocio) Nosotros dos, perroflautas de lo más miserable y rencoroso de la ciudad de Dios, nos alegramos sincera e infinitamente del anuncio de la banda terrorífica ETA. 

Y queremos expresar nuestra más honda preocupación por los medios de comunicación del estado, perdón de la Monarquía Parlamentaria, es decir, España. Puesto que se han quedado sin el monotema de asustar y evitar que la gente piense, creemos que los próximos objetivos seremos los malditos comunistas rojos anticapitalistas miserables roedores perrofláuticos resentidos antisistema.

Pese a esto, reiteramos nuestra más sincera alegría por la noticia y esperamos, como los buenos seres humanos que somos -que diría Aristóteles- que se acabe toda la violencia en el mundo. También, de paso, sino es mucho pedir, que los fascistas rencorosos de este país se unan a nosotros en este noble sentimiento, porque resulta que los rencorosos eran otros.

Posdata: También nos alegramos por todos aquellos que podrán dormir tranquilos esta noche, sea porque no tienen miedo o porque su conciencia se lo permite.

Amén.

Firman: Darklillium (políticas de barra) y El Titán (Diarios de un maldito).


miércoles, 19 de octubre de 2011

Noches de fiesta en la ciudad de Dios



Una y otra vez:
Brindis, gintonics, camareras, chupitos, rondas, mujeres atractivas a las que disfrutar mirando y aborrecer cuando abren la boca, cola para mear, cruzarse con alguna que otra EX, vigilar el abrigo, ser observado por el secreta de turno, mirar los charcos de la barra, pedir una canción, cantarla a gritos hasta dejarla hecha unos zorros, reirse con alguna ocurrencia, pagar, salir a la calle, buscar otro bar...
---------------------------------------



Las manadas de dieciochescas tiernas y pintadas para la ocasión patean las Llanas como una estampida de búfalos, celebrando el inicio de curso universitario, bebiendo como nunca y anhelando que aparezca un chico como el de las canciones de Georgina... Cuán equivocado tienen su rumbo nocturno... Hay muy pocos chicos como los de las canciones. Casi ninguno. 
Yo era como uno de esos chicos. 
Lo fuí. 
He olvidado como se hacía.
---------------------------------------



La Llana de afuera puede ser una gigante pista de hielo aunque aún no haga frío, grupos de Cenicientas sedientas como vampiros salen de caza o desfilan. Y observo y observo a los vampiros, los zombies, los sátiros, las panteras, los hombres lobo, las princesitas con canciones de Georgina en el MP3 y las Cenicienta vampiro, todos pasan ante mi vista quedándose helados, rígidos y buscando el sortilegio del contacto físico para romper su rigidez, para en algunos casos no mascar la sensación de fracaso en la boca y en otros perder la tensión sexual acumulada. Ni tan mal lo segundo, mal lo primero si sólo depende de apuntalar la autoestima y dejan helado en el hielo al chico después de tan sólo haberle comido la boca cuatro veces. Patético modo de que no se le destruya a uno la autoestima.
---------------------------------------




En las aristas desbastadas de su espalda hay dibujadas paralelas y latitudes. 
 
El mapa de su espalda sirve para viajar.
  ---------------------------------------



"En la noche de los bares, la distancia hasta donde ellas besan, puede ser infinita e infranqueable, aunque sólo centímetros nos separen."

La puta noche se hace más oscura en las Llanas cuando cierran los últimos bares:
Latidos ¡pum!¡pum! de gorila. La líbido, "la falta de amor", las pijas de mentira con perfume y tacones con los que jamás sabrán andar y las de verdad, la inundación de los últimos tragos cuando ya no cabía más alcohol. Esta es otra jodida guerra civil, aunque no vaya a morir más que alguna historia de portal o asiento de atrás. 

Y otra vez como si tuviérais 16 ó 18 años y en los lances de bar os jugaseis el destino de vuestras vidas, con la boca llena de pelotas de papel por la borrachera o la timidez o ambas dos, y aunque tensos, febriles.
---------------------------------------



Por Fernán González abajo vienen cuerpos encendidos como meteoros, almas ebrias, personas borrachas llenando, como cantaba el gran Lichis, los bares en busca de amor y sobre todo alcohol, en un duelo contra el reloj para que no les alcance la luz del amanecer y les convierta en ceniza.
Presos de la prisa.
Y la líbido.
---------------------------------------



El paso cansado de vuelta a casa. Las farolas que esconden casi todas las estrellas. Las estrellas más fuertes son las que se pueden ver.
Me duermo ¡Dios! No soy capaz de llegar a la cama. Mi paso es lento y hay trampas de hojas en blanco.
---------------------------------------



Se terminó la representación.
El sol aprieta los suelos y es hora de volver a casa y descansar.

Si se puede.


¿Ahogará la resaca?

Fin.



 (Las Llanas es una de las zonas de fiesta de la ciudad de Dios, Fernán González y la Llana de Afuera son calles de esta zona)

lunes, 10 de octubre de 2011

Conjuras cósmicas y la (puta) crisis



La luna tiene cara, me he vuelto a fijar hoy. Ha sido como reencontrarme con una cosa hermosa que uno sabe pero había olvidado. Hay que echarle un poco de imaginación, claro, pero uno puede ver una cara si se fija, con sus dos ojos, su boca, su nariz y las cosas de una cara si mira a nuestro satélite. Hay casi luna llena y es hermosa. Momentazo para coleccionar en mi vida, pues al fin, quizá la vida como dice un viejo amigo de un tipo que no conozco, sea coleccionar momentos y después ¡Sshhhhhuuuu! La nada, pero mientras...

Quizá me lo ha parecido sólo a mi pero la luna creciente se ha hecho mayor en los últimos días a una velocidad increíble. Cada día miraba al cielo y me decía "no puede ser". El Gobierno de la nación y los científicos en cambio lo niegan con fervor, me dan collejas, me difaman, afirman que la velocidad en que la luz solar va cubriendo la superficie lunar y podemos contemplarlo desde la tierra ha sido la misma de siempre, pero no hagáis caso, es una conjura a nivel mundial. Qué digo mundial ¡Cósmica!

Como uno mismo es un animal con sus contradicciones y sus subidas y bajadas de tensión eléctrica, la velocidad cósmica de la luz solar moviéndose sobre la luna se contrapone a la lentitud en los gestos de la gente con la que convivo, a sus miradas tristes que se hunden hacia ningún sitio, a sus movimientos como sin energía desde que reventó el cuerpo de obeso mórbido de Lehmans Brothers que había sido cebado a la vista de todos sin que nadie parecise capaz de haberle puesto a dieta cuando se estaba a tiempo, como en la escena del gordo de The meaning of life de los Monty Phyton´s donde termina reventando a fuerza de devorar y devorar. No tenemos trabajo ni perspectivas de tenerlo, apenas dinero y se nos acortan las perspectivas y la cuenta bancaria que no es más que un pozo seco. Crucificados en otra de las crisis del Capitalismo, maldiciendo nuestra suerte, desesperados deambulando por las calles, aplastados por la tenaza bipartidista que nos ha puesto esposas, nos humilla, nos cerca el aire, nos ceba como ganado y nos utiliza como combustible para otros obesos insaciables como Goldman Sachs y apaga nuestros ojos en la lluvia de Dracónidas de anoche en la que mirábamos al cielo pero todo estaba oscuro como la gruta del Congreso de los Diputados cuando acuden los capataces de los obesos mórbidos.



viernes, 7 de octubre de 2011

Enamorado por un cuarto de hora más que menos (en la cola de Correos)

Piel morena, pelo liso y negro, pies pequeños, carita guapa, mirada turbadora de ojos negros, de ojos de gata, de ojos intensos y ruido de pedernales "lava que me quema" y ella sin saberlo, ajena en la espera indiferente de la cola de Correos en que seres vulgares trozosdecarne coincidimos con ella en tiempo y lugar.

Juegan duendes en mi tripa al contemplarla y uno quisiera que la espera en la cola de Correos durase mucho más de lo que dura, que ya es. Cuarto de hora más que menos observando arquitectura perfecta sin que para ella yo vaya a ser más un trozodecarne a la brasa, aunque lo segundo lo disimule escribiendo estas líneas con gesto de capullo y la misma carita que los funcionarios que habrán de atendernos en momento alguno de esta vulgar, aunque soleada primaveral mañana jueves de pasión del mes de octubre.

Maldito esperando la cola de Correos

lunes, 3 de octubre de 2011

De Cenicienta a Bella Durmiente

¿mi sueño donde está?, durmiendo ..., que se ha pinchado con la rueca en el baño de un bar... (Marea. La rueca)


Metamorfosis de mariposa a la inversa 
cuando el tañido de la doceava campanada apaga su sonido 
y los últimos invitados abandonan el banquete nupcial,
entre el humo de los puros y los ojos vidriosos 
abarrotados de deseo por las sobrinas recién menstruadas.


En la cara oscura de la luna 
dormirá 100 años 
o PARAsiempre 
el sueño puntiagudo de la rueca.


Alma varada, 
corazón de polvo 
que se deja caer como un reloj de arena entre las costillas 

mientras tiene que ir DEShaciendo su vida
como si del tapiz de Penélope se tratara.


Cuán lejos, 

(aunque fue sólo hace un segundo), 
quedan las compras y las noches de fiesta y caza,

las miradas de deseo sobre la piel de otros, 
tratando de calcular en la distancia el tamaño de las habitaciones.


Bella Durmiente regresará de su letargo alguna vez, 
o una, 
o ninguna. 

Bella Durmiente vivirá dormida al abrigo de su ala, 
porque se habrá arrancado las suyas,
aunque Bella Durmiente tenga trabajo e hijos o un perro por hijos. 
El prozac ajustará las coordenadas para no despertar.

Bella Durmiente es un esqueleto sobre un lecho de seda.
Un yunque con forma de florero,
cuarteado y sediento,
que nunca se quejará de los martillazos ni los desconchones.




sábado, 24 de septiembre de 2011

Cenicienta se casa




Cuando las agujas del reloj se repliegan amenazantes sobre la medianoche, Cenicienta marchita para su corazón y lo recoge en la palma de su mano antes de lanzarlo a un mar arcaico de convenciones y reglas. Antes de regalarlo a la nada y la ceniza. A la cola de Cortefiel y los espacios publicitarios de la tele. Antes de malvender su piel por el anillo de boda. Antes de que el ruido del camión de la basura le saque de su sueño de princesa prostituida por un folleto de Hipercor. Antes de antes. Antes.


Y después, no mucho después, quizá bebiendo a escondidas del mueble bar, bajará su telón de proletaria del enganche y será apartada en la caja del Belén de Navidad y las cosas desechables.


... en el lugar desafilado de las mareas muertas, los sueños machacados y las palabras más afiladas. Ese lugar del olvido más absoluto, impermeable incluso al diccionario del desprecio.

viernes, 23 de septiembre de 2011

Consejos (malditos) para cruzar el Estrecho de Gibraltar

"Engañar, seducir, ponerme guapo para tí..."
Vetusta Morla. Un día en el mundo.

La noche en los bares tiene un latido distinto al resto de la ciudad, bulle, se festeja, alborota entre los borrachos, brama entre las voces ebrias que están a las puertas de los bares fumando, hablando de fútbol, mujeres atractivas o los astros celestes. ¡Menudo carnaval! Algunos se maquillan, hablan vistiéndose de quienes no son, creyendo que con eso salvarán la distancia de Estrecho de Gibraltar a los labios de la mujer a la que atruenan en el tímpano con salivillas y vocablos, acuciados por sus cositas de hombre que cuelgan, algunos en mísera patera, otros en yates, que en esto como en otras cosas hay clases, todo depende de las virtudes y capacidades de cada cual. 

Ahora que la ley antitabaco deja percibir los aromas de quienes te rodean, el señor Grenouille se da un festín con maquillajes, pies, suavizantes de la ropa, sudores severos, perfumes, suciedades y gorilas maleducados de puertas que siempre huelen a cuero, aunque vistan de seda. Así que permítanme un consejo gratis lector maldito: Cuide su higiene personal antes de pedir a la mujerbarquero que le ayude a cruzar el infranqueable Estrecho de Gibraltar. Grenouille somos todos.


miércoles, 31 de agosto de 2011

Agosto, 31 y septiembre en la ciudad de Dios

A los contorsionistas de pupilas y columnas vertebrales
se les termina el calor y el tiempo para contemplar diosas de las que van a la calle a desfilar como en una pasarela. Ellos suspiran a veces cuando se cruzan con la belleza y siempre babean, aunque no siempre produzcan babas. 

Agosto punto y aparte,
como sería reflejado en un libro, en un cuaderno, en las líneas de un blog, es como una caída libre no sólo a la línea de abajo, sino a otro estado, a otra vida. Del tiempo a medio tiempo, y el calor cayendo a plomo sobre uno. 

Y hoy, 31 de agosto del más de los corrientes
llegó a la ciudad de Dios, septiembre y el otoño con borrascas y una lluvia pesada que calaba hasta por dentro de los chubasqueros. En esto como la luna a su manera, el clima de esta ciudad es siempre mentiroso. 



Septiembre es un mazazo,
una alfombra que se pisa y no se ve, una helada sobre el alma.
Septiembre,
aunque siga haciendo calor es una mentira del calendario. Mes que no es mes. 30 días de sólo estado anímico y duelo post-vacacional, en este otoño que empieza hoy y terminará ese veintialgo de noviembre del corriente.


...Dilatamos las pupilas en encuentros con sirenas
con las piernas de neón.

Y blasfemamos por dios,
prometemos por vos...

(Vetusta Morla. Un día en el mundo) 

 

viernes, 26 de agosto de 2011

El calor llegó y se marchó de la ciudad de Dios

La ciudad de Dios a la que le gusta negarnos el verano, ha tenido por fin a bien regalarnos unos días consecutivos de calor del de verdad. Y nos hemos creído por una vez que era verano. Lo cual se ha traducido en un inmenso jolgorio de la población que ha parado en heladerías y terrazas de bar en manadas. Para que la felicidad fuera completa, uno podía salir en chanclas y pantalón corto a la calle y vestir así incluso de noche. Porque aquí por la noche siempre refresca. No sé si conocen ese dicho que si usted va a una playa nudista reconocerá a un burgalés porque será de todos, el que lleve una chaquetilla en  el brazo. Vivir para ver. Pero nada más real.

Pues bien, sin chaquetilla, con un helado, en chanclas y pantalón corto, este maldito recorre las calles de la ciudad de Dios y respira el calor de este verano que como el mástil de mi guitarra, baja tranquilo por el cauce del Arlanzón, mientras se atreve provincianamente a querer derretir el asfalto como un gran Madrid.   -helado y pantalón corto, meca, sólo falta mi madre llevándome de la mano-.

A la par que paseo con mi equipo para el calor y la gente con la que me cruzo suda y se pega a las paredes buscando sombra a algunos machos alfa se le ponen los ojos estrábicos, la espalda lumbálgica y manchan sus camisas con babas siguiendo hasta con el alma a esas cimas de la evolución y que por su gran aglomeración numérica en las tiendas de ropa de la Calle Santander, tejidas por niños de medio mundo, hacen que se haya bautizado a esa calle como la del amor. Inenarrable. ¿No es inflamable tanto deseo en tan pocas baldosas con este calor?

En fin señores, si alguna vez vienen a la ciudad de Dios en verano, además de surcar calles comerciales con jugosos y jugosas, humanos y humanas, sudorosos y sudorosas y babeadores, les recomiendo que paren a ver morir la tarde frente a las agujas de la catedral y observar el milagro cotidiano del sol engullido por un océano de cereal que se abre como un limón y mancha con su pulpa una de las más bellas catedrales que este que os escribe ha visto a lo largo y ancho de este desquiciado mundo que habitamos.



Como "la alegría no dura en casa del pobre", refrán del más clásico castellano, hoy ha hecho sol, pero también viento siberiano "El norte" como lo llaman los viejos y que recorre esta ciudad de provincias la mayor parte del año, incluso en verano, para recordarnos que aquí sólo existen dos estaciones, la de invierno y la del tren. Un amiguete siempre dice que el verano de la ciudad de Dios sólo dura un día, así que lo más probable es que todo este verano generoso de varios días haya dado todo lo que tenía que dar. Vayamos pues sacando del armario la ropa de este otoño que va a ser el más corto de la historia y va a terminar el 20 de noviembre del corriente, más corriente y moliente que nunca por esto de las crisis, AGOSTOpuntoYaparte mediante, que a pesar de todo ha conseguido sacar a millones de vasallos del reyno hasta playas y pueblos de la más profunda España.

domingo, 14 de agosto de 2011

Guitarra, farola, Neruda, noctámbulo por una noche, septiembre y matemática

"Guitarra saliste de tu nido como un ave"
(Don Pablo)

Las farolas de la ciudad de Dios u otras, son faros en la noche para poder verse las manos y distinguir estas líneas garabateadas a todo correr sobre el chasis de un automóvil. Además de ser  maldecido en foros, blogs, plazas, Comités, Asambleas y otros espacios, a veces dejo de serlo o de ser un vulgar vociferador de improperios Reverterianos y hago sonar una guitarra. Instrumento que me hurta de la vulgaridad y me eleva a cumbres desconocidas por quienes no saben empuñar un instrumento o escuchan a Bisbal, David o cualquiera de los 40 criminales, con perdón.

Creo honestamente que no sabría explicarme sin música, como no sé explicarme sin aire, carne o las palabras, las de este blog con cada entrada, u otras que también me llevan tarde o temprano a volver ser maldecido (a usted también Don Sostrato cuando tiene a bien visitarme, aunque le pese).


Hace mucho tiempo del primer día en que logré sacar los primeros acordes de ese instrumento con forma de mujer. Reloj de arena desproporcionado que aunque parezca lejano a la precisión matemática, el segundero  asesino-redentor del metrónomo requiere de él inexcusablemente para no dar puntadas sin hilo fuera de los compases. Aunque siempre dejé matemáticas para septiembre han venido a visitarme anudadas a un diagrama. Terminé por aprobar mates, pero me equivoqué cuando daba por hecho que me estaba librando por fin de ellas.


Siempre he pensado en la música y sobre ellas en el jazz como la más alta ecuación matemática, un diseño digno del mismo Miguel Ángel si se hubiese dado a las integrales o las campanas de Gauss. Ummm... Si, a Miguel Ángel le veo más intentando imposibles cúpulas de Gauss que tapices integrales, he de apuntar.

He recorrido un largo trayecto hasta llegar a tocar como toco, con mis carencias y virtudes, -más de lo primero que de lo segundo- así como las canciones escritas al calor de algún beso, las movilizaciones contra la guerra de Iraq, las hambrunas del mundo, el horror o todo aquello que estimo, aunque nunca vayan a golpear conciencias ni vaya a grabar un disco digno de llamarse tal, o si, pero sin que la cultura humana vaya a tener conocimiento de ello.

Se ha hecho de día a la luz de esta farola compañera por un rato de estas reflexiones y puedo escribir en postura más cómoda, pero os voy a tener que cambiar por una cama, aunque hoy no vaya a dormir más acompañado que por los besos no dados y su silueta descompensada en un rincón de mi habitación, como de botijo con dos estómagos que divide el rededor cuando tañe curtiendo el aire y mi alma, cuando abre su mástil como un río hacia mares por los que navegar y me hace menos vulgar ese tiempo que dure lo que dure es siempre demasiado corto, acotado por la prisa o los turnos de trabajo, debiéndome siempre a aburridas obligaciones de hombre atado al segundero y por tanto a esas matemáticas de las que pensé me había librado un septiembre en otra vida.

Me hago viejo.


Delgada
              línea pura
de corazón sonoro,
eres la claridad cortada al vuelo:
cantando sobrevives:
todo se irá menos tu forma.
..

...se va por los caminos a caballo:
sueña y sueña la noche y su silencio,
canta y canta la tierra y su guitarra. 

 

(Don Pablo: Oda a la guitarra)



Si estuvieses aquí...

Si estuvieses aquí, sino te hubieses ido y fuesen estos días como aquellos en que estabas, antes de brindar ya nos hubiésemos reído con alguna de tus bobadas, porque brindaríamos para festejar la alegría de conocernos.

Si estuvieses aquí ahora y la muerte no se te hubiese llevado, nuestras cimas hoy serían más altas y nobles y más grandes los sentimientos. Ensanchados los pechos y más en alerta las almas ante los retos.

Si estuvieses aquí como en aquellos días que empiezan a hacérsenos nebulosos (otro gallo nos cantaría) yo no estaría escribiendo estas líneas ni estaríamos depositando estas flores porque estás sumergido en la tierra. Tierra de Lara, la de Mambrillas, la que conocíamos incluso antes de haber estado y a la que venimos contra tu voluntad, por voluntad nuestra.

Si estuvieses aquí te diría que hemos cumplido lo mejor posible las tareas que nos encomendaste. Tal vez sea esta una forma de rendirte cuentas y de no olvidar como te escribí en otra ocasión, la luz que en todos prendiste.
Si estuvieses aquí compañero, hoy no hubiésemos venido a turbar tu descanso, sino como dije antes a festejar que nos conocemos. 

Si estuvieses aquí, si estuvieses...

viernes, 12 de agosto de 2011

Aprendiendo a Bryce


Leer a Bryce Echenique a la luz de varias velas sin escuchar un solo ruido en la casa. Maravillarse de quien sabe juntar frases como nadie y tratar de aprender de su arquitectura única para aprender a escribir, que eso podría ser, pero ¿cómo ser capaz de acercarme a la invisible sensación que uno alcanza al leerlo? Difícil, pero se intenta. Pido otra vida para seguir aprendiendo a escribir y ser maldecido.

miércoles, 27 de julio de 2011

La muerte acecha



La muerte que acecha y nos mira con cara enamorada y traviesa, mientras va descontando nuestras horas en su ábaco.

La muerte que nos ronda pisándonos los pasos, enroscándose a nuestra sombra, alimentándose del aroma que de nuestra piel se destila.

La muerte que pega la oreja a nuestra realidad diaria para alargar su guadaña en el momento preciso en que haya de segarnos la vida...

Esa muerte llena de agujeros, tan tangible, tan desapercibida, tan atenta a nosotros, -quizá más que nosotros mismos- es el actor fundamental de una sociedad que ni la quiere ni acepta verla, pero que en su gigantesca prepotencia-fragilidad-ignorancia está expuesta a ella en cada segundo.




miércoles, 13 de julio de 2011

En ocasiones soy un billete de 500

Vedme pues, humano y animal; herido y entero; cuerdo y loco; borracho y sobrio; mezquino y generoso; opaco y cristalino; perdido y mapa; vendido y apoyado; amistoso y ermitaño; humilde y altivoamorir.

Vedme sin vendas y queredme u odiadme según lo merezca, pues somos al fin, por boca del gran Garrasparri "mesías y esclavo", las dos caras de la misma moneda de céntimo de euro; o de dos euros según las ocasiones.

Aunque siendo Piscis, cuando me abandono a lo Géminis, me gustaría ser sucio billete de 500.
Puntal de la España sumergida.

Vil metal. Vil reverso tenebroso.

viernes, 8 de julio de 2011

Una tarde cualquiera de verano en Castilla leyendo a Machado


Me he recostado esta tarde sobre unos tibios y acogedores versos de Antonio Machado. El sol que entraba por la ventana de mi cuarto calentaba mis pies descalzos, mientras rebuscaba entre otros libros alguna frase olvidada que no se dejaba encontrar e iba dejando los libros abiertos bocabajo desparramados como otras veces por las habitaciones -lástima de obra que no me deja perder libros por el salón-.

Estas tardes de verano en Castilla de trabajador en desempleo forzoso, le recuerdan a uno la niñez, aquella libertad que brindaba no ir al colegio; y las horas; que se estiraban hasta la medianoche entre juegos, la merienda y aquel paréntesis obligado de la cena, parecían detenidas aunque se avanzase por el inevitable paso del tiempo. Yo fuí un niño feliz y a la inevitable fatalidad de haber crecido, -que diría Ángel González-, no mucho pues no soy un hombre alto (siempre alguna cosa me distraía de crecer como una espiga), encuentro el reconfortante ejercicio de encontrarme con versos de Machado y frases que pienso, pero no aparecen en los libros en los que rebusco, quizá porque las recordaba distintas y no doy con ellas.

"Estos días azules y este sol de la infancia..."

lunes, 4 de julio de 2011

V. Lobotomía

En la rutina de la tela de araña: Errante de un desierto de sal. Dolor, maximizado hasta que pareciera hacer reventar venas y miembros.

El cerebro, terrorista sostenedor de funciones vitales -órgano inútil- con sus ideas de ida y VUELTAS. 

Pensamientos en círculo alrededor, oxidado tornillo sinfín, ocupando todos los espacios y no permitiendo más que bruma.


Es necesaria una solución radical...






lunes, 27 de junio de 2011

3. Su presencia


La luz.

Tu luz.

La que suspendida alrededor de tí me secuestra (cuando te miro) transportándome a mundos inabarcables, mientras tu pelo ondulando enrededor va llenando la habitación y te dibuja un aura como de ser divino.


Es muy extraño mirarte en esos instantes, todo se detiene en ti, se me atora tu nombre en la garganta, y no puedo pronunciarlo de lo que hiere su hermosura las veces que ha salido por mi boca. 


Por eso si logro nombrarte, lo hago bajito, en susurros, como un beso de ala de mariposa que te alcanza.

sábado, 25 de junio de 2011

2. Nuestro lenguaje


La luz. Su luz. La que suspendida alrededor de ella desprende cuando la miro mientras me besa; y una constelación de sensaciones imposibles de explicar a un mortal acuden a mi boca, mi cabeza, mi cuerpo y mi alma.

    Yo soy sólo un trozo de carne a la brasa cuando no está cerca para abrazarme o para intercambiarnos palabras de amor, -el lenguaje nuestro-, que hemos ido desarrollando a lo largo del tiempo que siempre nos parece escaso, que nos damos como un doctor que cura con mimo a su paciente. Y así, curados con el amor que creamos, salimos de nuevo a nuestros quehaceres, más vivos, más únicos, más NOSOTROS.


miércoles, 22 de junio de 2011

1. Su luz



Luz.
La de ella,
cuando pasa por mi lado y no veo otra cosa.

Cielo.
El nuestro,
en el que viajo todos los momentos que compartimos.

Aire.
El que respiramos,
cuando en nuestro abrazo no cabe siquiera un suspiro.

jueves, 16 de junio de 2011

IV. La tela de araña

A pesar de ser consciente de todo a cada momento y conservar su inteligencia intacta, se enreda en hilos invisibles que ella misma teje en los desvelos de Penélope que espera a Ulises -aunque éste no ha de volver-, cortándole la respiración de espectadora pegada a un cristal que no es capaz de romper para intervenir en nada de lo que en su vida acontece.

Igual que al principio no va a construir una vida junto a él y las pocas caricias  que él dejó caer como un barman sirviendo un cubata cualquier sábado por la noche, han emigrado quizá también a la Guerra de Troya. No puede sin embargo vencer el sentimiento que la hace diminuta, ni la condena sin posibilidad de condicional que ejerce la tela de araña en que se haya atornillada.

¿Qué hacer con ese amor que ha tenido desde que lo conoció y ahora yace inútil entre las entrañas que se abrían para recibir su sexo?

Ese amor enfermizo que aún perdura y ese sexo asimétrico que se ha marchado se conjugan para alargar sus noches y no dar descanso. Para ser sólo espectadora de su vida tras el cristal y de las manecillas del reloj de su cuarto que se juntan y se separan mecánicas como la relación cuando fue, pero ya dejó de ser.


La araña se regodea con la presa y la seca poco a poco, lentamente, como un árbol que se deshoja en otoño.

miércoles, 15 de junio de 2011

III. El sexo


Latigazos paroxismo de placer y adoración, como de descargas eléctricas en ella, cuando sus caderas se embestían mutuamente o se le doblegaban ante las acometidas de él, frías de corriente ártica, huecas como un túnel sin tránsito... 

Cuando lo que él viene a saciar se verá anulado tras eyacular.



Pero ella lo sabe. Sabe que sólo puede esperar ese trueque prostituido y asimétrico de su cuerpo por unos minutos acelerados. 

En la espera implacable del verdugo más competente y capacitado, que viene cuando termina cada polvo a cortarle la cabeza que arrojará al cesto de las cabezas que nunca se encuentran.


martes, 14 de junio de 2011

II. Satélite

La mañana pasó como una baldosa fría y plana, y ella resbalando, pasaba las horas lo mejor que podía. No podía quitárselo de la cabeza, sabía y sentía que su futuro no estaba ahí, pero no podía vencer la atracción de satélite que la dominaba.


Terminada la mañana lo mismo le hubiera dado tumbarse sobre un colchón de fakir, el daño físico parecía reservado a los seres conscientes y ella no lo era desde la primera vez que yacieron. Sabiendo que él venía a buscar menos de lo que ella le daba, mientras ella esperaba otra cosa, algo más, un mundo nuevo a su lado. Tal vez entre sofocos y jadeos él aprendiera a valorar algo más profundo, pero lo profundo para él sólo estuvo en el sexo penetrándola. Nada más allá. Así de duro, así de prosaico.

lunes, 13 de junio de 2011

I. Un clavo ardiendo

Se despertó más temprano de lo que le correspondía sin que hubiese sonado el despertador. Lavó a propósito sus tristes grandes ojos negros como un gato, dejándose el resto de la cara para esquivar el mordisco del agua fría.  Aunque no había salido el sol llegaba bastante claridad y no necesitó encender la luz de la cocina. Tener más tiempo para todo antes de ir al trabajo lejos de prestarle más tranquilidad para planificar nada, le dejaba una inmensidad para acariciar sus bultos por debajo de la piel, invisibles pero reales, y marchitarse un poco más antes de salir a su rutina.

Si su memoria no le engañaba el reloj de arena no estaba tan vacio por arriba. Untó una tostada de mantequilla. La ley de Murphy hizo que tuviese que tirar una tostada untada a la basura y fregar el suelo. Pensó que si él se había marchado... no encontró excusas para apuntalar nada mientras se pasaba las manos por las caderas de una falda que estrenaba con la esperanza de que le subiese un poco el ánimo. Cuando compró aquella falda se sintió irresistible, él tendría que fijarse, con aquel envoltorio tal vez lo reconsiderase todo.

No quedaban ni clavos ardiendo a los que asirse.

Ese clavo ardiendo de jueves por la tarde no surtía efecto el viernes por la mañana y él era tan estúpido que nunca se había fijado en sus faldas salvo para mirarle el culo, y no iba a empezar a hacerlo con otros ojos ahora. Ahora que ya no le importaba ni para echar un polvo.



miércoles, 18 de mayo de 2011

ESE O ESE


Se grita tan alto en el mundo que nadie puede escucharlo.

Empeñados en prestar atención a las mediocridades para las que nos han domesticado.

viernes, 29 de abril de 2011

jueves, 28 de abril de 2011

Personas irremplazables que a veces pasan por momentos difíciles

¿Ya has pensado cómo quieres vivir tu vida?¿Piensas ser uno más entre la multitud del Carrefour?¿Sólo te interesa tu trabajo?¿No has nacido para ser héroe?¿Eres demasiado vago para hacer nada por tu vida?¿La solidaridad y la lucha de clases son algo viejuno?¿Este rollo es muy aburrido y tú demasiado guay?
 
No hay nadie más que tú que decida como vas a vivir tu vida, aunque como explicaba hace unas entradas las circunstancias y nuestra psique hagan que a veces las personas no sepan bien como afrontar las dificultades que la vida va poniendo en nuestro caminar y eso le lleve a hacerse chiquitito o a afrontarlo manteniéndose firme. El caso es que al final donde nazca uno; si es un país pobre o un país rico, un entorno equilibrado o desgastado, una familia que le da amor o está desestructurada; y de qué madera esté hecho, harán que se le vaya moldeando el carácter.

Nuestro pasar por esta vida, ("las vacaciones de un muerto" que le llama Tom Waits), puede hacerse de muchas maneras. Puedes ser lo que se espera de tí, o no, un señor respetable, un tarambana, un buen trabajador que paga sus impuestos; un especulador que los evade; un vagabundo que no puede pagarlos o un monarca que vive de ellos. Puedes ser tal vez el esposo ideal que sale agarrado del brazo de su  mujer a pasear los domingos, la lesbiana que todas miran mal en el barrio, el misógino que se esconde a masturbarse cuando pasa la vecina del 3ºB... cada cual vive su sexualidad como quiere, puede o le dejan, en Iraq por ejemplo la homosexualidad está penada con la muerte, así que no es cosa de chiste. 

Y después está la gente que se despierta por las mañanas dispuesta a enfrentarse a la cara más horrible del mundo y cambiársela, hacerla sonriente y más humana. Conozco a algunas personas así, se dejan la piel por traer el mundo nuevo del que hablaban hombres como Salvador Allende. Tal vez a ti puede no importarte demasiado esto, y percibes lejos la batalla que todos los días se da en las calles de tu ciudad o en las de Oaxaca, en la vieja Grecia, PaZlestina o Colombia. Pero es la misma batalla, aunque no lo creas, y real, que hace mucho ruido, aunque no escuches.

Pues bien, hablaba de todo esto porque una de las personas más inmensas que he tenido el placer de conocer, que se levanta cada mañana para ponerle mejor cara al mundo, se pelea ahora consigo mismo; para vencer a la enfermedad que quiere arrebatárnoslo, pero también con el mundo, para que no se le olvide que aún está aquí dispuesto a dar mucha guerra. Él es de esa clase de tipos que se viste por los pies, que lo mismo monta una caravana de medicamentos para el Sáhara, que encuentra entre las baldosas de la ciudad de dios las monedas suficientes para que se arregle el suministro de agua en una ciudad del tercer mundo, así es él. Y yo que le miro, ahora enfermo, pero intacta su dignidad, pienso en otra gente irremplazable que nos ha dejado, en su legado, en cómo de mayor me quiero parecer un poquito a ellos y mejorar este mundo que parece siempre a punto de autodestruirse, pero en el que siempre en el último momento llega un suspiro de cordura y se salva.

Sé que no va a salir en los libros de historia Don Jesús, pero los que le conocemos sabemos que sin usted los días tendrían menos luz y serían más fríos los inviernos de esta ciudad de dios que a veces me hacen maldecir los amaneceres. Cuídese que aún no ha terminado el partido y nos quedan por tener muchas conversaciones para salvar el mundo, aunque como siempre, el mundo no vaya a querer que lo salvemos.

domingo, 17 de abril de 2011

Sábado noche

Una noche,
esta,
y el viento que siempre nos acaricia cuando salimos de los bares.

Un trago,
este,
y las caras amigas riendo en el brindis.

¿Eras tú?
Ya no te recordaba.
Ponme un chupito.

viernes, 15 de abril de 2011

Anoche tuve un sueño


Anoche soñé con Esperanza Aguirre.
Lejos de hallar desEsperanza,
pensé,
y yo con esta facha.

miércoles, 13 de abril de 2011

La cosa más triste que he escuchado

"Lo malo es,
que 
me estoy acostumbrando a no echarte de menos"

Y él agachó la vista 
y se dolió,
en la boca del estómago 

para no volver 
jamás
a respirar
igual.

martes, 12 de abril de 2011

La mayor parte de la gente que conozco no se enfrenta a sí misma


¡Sabedlo!,
soportad vuestros errores,
por ellos seréis juzgados
y amortajados.

Las peores batallas se libran 
con uno mismo,
y por dentro
puedes culpar al destino,
(la más cobarde de las excusas),
pero nada habrá cambiado.

Y te verás chapoteando
en un dedal de agua cristalina
sin poder cambiar nada,
derrotado por tí mismo,

mientras tus circunstancias asisten al espectáculo
de verte "combustionarte" a lo bonzo.
 

martes, 5 de abril de 2011

viernes, 1 de abril de 2011

La ciudad y yo sin ella



Las farolas, el cieno, el viento, los cielos grises, esta atmósfera irrespirable, la arena de desierto, la lluvia, la música de los bares y su ex-humo apestoso; para mí unos desconocidos, para ellos recién conocidos -o no- que se besan con pasión adolescente, las meadas, las barras, el alcohol, el frío que muerde, la noche, los putos bares, las manifas, la primavera que ha llegado pero no está, mis pasos, mi dolor, mi yo cotidiano con el que tropiezo, mi móvil, mi coche, este ordenador, la política, toda la ciudad, mi portal, el camino al ECYL, mi cama, las ideas, la tele, el puto paro, un boli y una cuartilla para dejarte un beso mientras duermes, la gente, las mujeres que quise, el mar, los coches, las elecciones, las mujeres que negaron, mis relatos y las novelas que releí, los horarios de comida, conversaciones, recuerdos, guitarra, fotos, conciertos, despertador, escenarios, suciedad, CD´s y DVD´s, ropa, viajes, verdades y mentiras, coches oficiales subidos a aceras. 

Ella, su coche, esta ciudad y alrededores, sus padres, mi corazón, su abuela, mi ansiedad; las cartas, los sms y los besos por la casa, las estrellas, sus ondas mareras, las lágrimas, esta tarde noche, mañanas e insomnios, el cine, mi vida, los trenes, el subsidio, la marea, la tos, los niños que juegan en los parques, los coches rajando la noche y su ausencia de estos días. Todo esto y el resto de cosas, me recuerda a ella, aunque por ahora no sirva para nada.

Sólo será un suspiro. Un grano de arena en el desierto de la existencia, como millones antes. Como estrellas fugaces en un cielo lleno de dioses locos y caprichosos. Me cuesta la poesía y me muerden mis prisas de siempre, los nervios, los tropiezos y yo.

domingo, 27 de marzo de 2011

Una medianoche de hace varias vidas

A mis queridos lectores malditos les dejo hoy una huella del adolescente que fuí, no me castiguen mucho, que ustedes también han pasado por esto:

01:01_ Calor y sudor mezclados con rompecabezas y hojas de cuaderno que desgrano a ritmo de latido cardiaco. En el tiempo que resta antes de dormir evitaré la apología sobre mí, sólo describiré una noche que no veo en este cuarto caluroso, a salvo del viento que desciende de la sierra.

Las hojas de los árboles disfrutan de juego nocturno de ser arrastradas por la brisa, entonces me acuerdo de su cabello y del empuje que resiste cuando sopla el viento del norte. Los grillos desfilan sus notas, ante los oídos atónitos de unas hembras embriagadas por los varítonos de color. La carretera disfruta del cosquilleo temporal de algún coche somnoliento que avanza en busca de vacaciones. La noche se enorgullece de sus hijos, sobre todo de los despiertos, el ulular de los buhos la pone en guardia y se recosta sobre el hombro de la luna llenísima que aclara la noche de un manto líbido, no reflejando más que la torpe imitación de un sol radiante y efímero en la galaxia. Los gatos encienden sus ojos, deslumbrando momentos de vigilia. Algunas ranas visitan mi calle y otras el hogar de su mujer leyendo aquello de "nenúfar, dulce nenúfar". No hago apología de mí, pero como hijo de la noche y la urbe me autorefiero como "el desvelo que discurre plácido y atormentado por el cauce atónito de una vida que me sorprende siempre con la des/agradable obligación de deberme a alguien femenino singular".


Un maldito adolescente maldito
en algún punto del centro de la península ibérica, 
lunes, 21 de julio de 1997

jueves, 24 de marzo de 2011

¿Estáis seguros de que ha llegado la primavera?



He oido en la tele que "ya es primavera en el Corte Inglés". E Isidoro Álvarez nuestro señor, "en ahí" a nuestra diestra, su modesto propietario, me libre de hacer propaganda a ese gigante comercial que gestiona empleando tácticas gansteriles contra sus trabajadores. Un revolucionario del capital que se dice.



Primavera que no llegas... 
(Jarabe de Palo) 

Tengo algo de desconcierto, verán ustedes, he mirado la hora y el "internés" y  resulta que si que es verdad, ¡es primavera!, después de decirlo el aparato televisor, quién podría albergar dudas, pero aquí en la ciudad de dios no ha llegado. Bueno si, miento un poco como ayer, las pruebas son irrefutables, seguro que ustedes son plenamente conscientes de ello, y para certificarlo del todo han florecido hace bastantes días los almendros, esos Hermes chivatos  mentirosetes primaverales que "te se" visten de hermosura para que lo vayas asimilando antes de que llegue. Pero el caso es que el sol no brilla, un muro de nubes de hormigón gris lo impide, y cuesta  creerse, aunque los días sean ya más largos que las noches, que es primavera. 

Así que en estos días de ausencia planificada de la mujer que amo, hago crucigramas con las horas y sopas de letras con las palabras de libros de los que releo cachos y voy dejando abandonados por la casa, como naúfragos en tablas abandonados a su suerte, en el océano que se antojan ahora las habitaciones. Ella va a faltar algunos días y me puedo permitir el lujo de desordenar la casa más que de costumbre, aunque esto obviamente, si me hacen el favor que quede entre nosotros.

Ustedes me perdonarán este embrollo para venir a decir que a veces, aunque todos lo digan y hasta se demuestre científicamente, uno puede haberse quedado perdido en el invierno, porque Santo Tomasesco que soy en ocasiones, no me creo del todo que detrás del muro de hormigón esté la primavera.

"Mañana será un mal día, pero alguna vez llegará el tiempo de la primavera, de los prados verdes y de los nuevos amores..." (Ángel González)