martes, 1 de febrero de 2011

Quiero estar en tus desvelos, prohibirte los desastres, coser tus botones, peinarte las alas, llenar tus bolsillos de besos, refrendar tu amor propio.

Sácame de paseo, deshaz mi ansiedad, estate a mi vera, atrópame por los cajones de la casa, tira mi camisa de fuerza a la basura, cuídame como siempre haces; siénteme cerca, no cercándote, no poseyéndote.

Siempre viva, siempre despierta, siempre tú...


4 comentarios:

  1. Qué bonito Rober, yo ayer también estaba inspirada y escribí algo que hasta me asombró, no soy de escribir cosas personales. Muy chulo este texto :-))

    ResponderEliminar
  2. Los sentimientos no son fáciles de expresar con palabras, pero lo has conseguido, enhorabuena.

    ResponderEliminar