jueves, 24 de marzo de 2011

¿Estáis seguros de que ha llegado la primavera?



He oido en la tele que "ya es primavera en el Corte Inglés". E Isidoro Álvarez nuestro señor, "en ahí" a nuestra diestra, su modesto propietario, me libre de hacer propaganda a ese gigante comercial que gestiona empleando tácticas gansteriles contra sus trabajadores. Un revolucionario del capital que se dice.



Primavera que no llegas... 
(Jarabe de Palo) 

Tengo algo de desconcierto, verán ustedes, he mirado la hora y el "internés" y  resulta que si que es verdad, ¡es primavera!, después de decirlo el aparato televisor, quién podría albergar dudas, pero aquí en la ciudad de dios no ha llegado. Bueno si, miento un poco como ayer, las pruebas son irrefutables, seguro que ustedes son plenamente conscientes de ello, y para certificarlo del todo han florecido hace bastantes días los almendros, esos Hermes chivatos  mentirosetes primaverales que "te se" visten de hermosura para que lo vayas asimilando antes de que llegue. Pero el caso es que el sol no brilla, un muro de nubes de hormigón gris lo impide, y cuesta  creerse, aunque los días sean ya más largos que las noches, que es primavera. 

Así que en estos días de ausencia planificada de la mujer que amo, hago crucigramas con las horas y sopas de letras con las palabras de libros de los que releo cachos y voy dejando abandonados por la casa, como naúfragos en tablas abandonados a su suerte, en el océano que se antojan ahora las habitaciones. Ella va a faltar algunos días y me puedo permitir el lujo de desordenar la casa más que de costumbre, aunque esto obviamente, si me hacen el favor que quede entre nosotros.

Ustedes me perdonarán este embrollo para venir a decir que a veces, aunque todos lo digan y hasta se demuestre científicamente, uno puede haberse quedado perdido en el invierno, porque Santo Tomasesco que soy en ocasiones, no me creo del todo que detrás del muro de hormigón esté la primavera.

"Mañana será un mal día, pero alguna vez llegará el tiempo de la primavera, de los prados verdes y de los nuevos amores..." (Ángel González)

5 comentarios:

  1. Que sí, que ha llegado. Lo que pasa es que para unos es florida, verde y hermosa y otros la verán en negro, tirando a negro oscuro.

    ResponderEliminar
  2. Será cosa del cambio climático, Don Trecce.

    ResponderEliminar
  3. anda que ha llegado, pero "muchón" xDD, al menos por eso de que "la primavera la sangre ( y las alergias) altera" jaja

    ResponderEliminar
  4. Supongo que llevará suficiente tiempo en esta ciudad, Sr. Titán, para saber el dicho de que en Burgos tenemos solo dos estaciones, lo cual indica que de primavera, por lo general, solo tenemos el nombre.

    ResponderEliminar
  5. Pero las buenas gentes que revolotean por este blog no lo saben.

    ResponderEliminar