jueves, 28 de abril de 2011

Personas irremplazables que a veces pasan por momentos difíciles

¿Ya has pensado cómo quieres vivir tu vida?¿Piensas ser uno más entre la multitud del Carrefour?¿Sólo te interesa tu trabajo?¿No has nacido para ser héroe?¿Eres demasiado vago para hacer nada por tu vida?¿La solidaridad y la lucha de clases son algo viejuno?¿Este rollo es muy aburrido y tú demasiado guay?
 
No hay nadie más que tú que decida como vas a vivir tu vida, aunque como explicaba hace unas entradas las circunstancias y nuestra psique hagan que a veces las personas no sepan bien como afrontar las dificultades que la vida va poniendo en nuestro caminar y eso le lleve a hacerse chiquitito o a afrontarlo manteniéndose firme. El caso es que al final donde nazca uno; si es un país pobre o un país rico, un entorno equilibrado o desgastado, una familia que le da amor o está desestructurada; y de qué madera esté hecho, harán que se le vaya moldeando el carácter.

Nuestro pasar por esta vida, ("las vacaciones de un muerto" que le llama Tom Waits), puede hacerse de muchas maneras. Puedes ser lo que se espera de tí, o no, un señor respetable, un tarambana, un buen trabajador que paga sus impuestos; un especulador que los evade; un vagabundo que no puede pagarlos o un monarca que vive de ellos. Puedes ser tal vez el esposo ideal que sale agarrado del brazo de su  mujer a pasear los domingos, la lesbiana que todas miran mal en el barrio, el misógino que se esconde a masturbarse cuando pasa la vecina del 3ºB... cada cual vive su sexualidad como quiere, puede o le dejan, en Iraq por ejemplo la homosexualidad está penada con la muerte, así que no es cosa de chiste. 

Y después está la gente que se despierta por las mañanas dispuesta a enfrentarse a la cara más horrible del mundo y cambiársela, hacerla sonriente y más humana. Conozco a algunas personas así, se dejan la piel por traer el mundo nuevo del que hablaban hombres como Salvador Allende. Tal vez a ti puede no importarte demasiado esto, y percibes lejos la batalla que todos los días se da en las calles de tu ciudad o en las de Oaxaca, en la vieja Grecia, PaZlestina o Colombia. Pero es la misma batalla, aunque no lo creas, y real, que hace mucho ruido, aunque no escuches.

Pues bien, hablaba de todo esto porque una de las personas más inmensas que he tenido el placer de conocer, que se levanta cada mañana para ponerle mejor cara al mundo, se pelea ahora consigo mismo; para vencer a la enfermedad que quiere arrebatárnoslo, pero también con el mundo, para que no se le olvide que aún está aquí dispuesto a dar mucha guerra. Él es de esa clase de tipos que se viste por los pies, que lo mismo monta una caravana de medicamentos para el Sáhara, que encuentra entre las baldosas de la ciudad de dios las monedas suficientes para que se arregle el suministro de agua en una ciudad del tercer mundo, así es él. Y yo que le miro, ahora enfermo, pero intacta su dignidad, pienso en otra gente irremplazable que nos ha dejado, en su legado, en cómo de mayor me quiero parecer un poquito a ellos y mejorar este mundo que parece siempre a punto de autodestruirse, pero en el que siempre en el último momento llega un suspiro de cordura y se salva.

Sé que no va a salir en los libros de historia Don Jesús, pero los que le conocemos sabemos que sin usted los días tendrían menos luz y serían más fríos los inviernos de esta ciudad de dios que a veces me hacen maldecir los amaneceres. Cuídese que aún no ha terminado el partido y nos quedan por tener muchas conversaciones para salvar el mundo, aunque como siempre, el mundo no vaya a querer que lo salvemos.

10 comentarios:

  1. ¿Sabes? yo tambien he tenido el placer de conocer a personas como D. Jesús, personas que realmente plantan cara a los días grises y turbios, transforman o luchan por transformar el mundo tan irracional en el que vivimos. De estas personas se aprende !tanto!, es un honor trabajar codo a codo con ellos.
    Disfruta de su compañia y comparte todo el tiempo que puedas a su lado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gente así es la que te reconcilia con la vida.

    ResponderEliminar
  3. San, lo ha dicho muy bien Trecce, personas así le reconcilian a uno con la vida y el mundo desastrado que sufrimos. Espero que supere su enfermedad y vuelva pronto a seguir dándonos guerra.

    ResponderEliminar
  4. Titán, brillante como siemrpe.
    De acuerdo con sus comentarios Sam y trecce.
    Don JESÚS, NO LE CONOZCO, PERO LUCHE,LUCHE, SIEMPRE LUCHE. ÁNIMO.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Lucha Don Jesús, lucha que hay maravillosas personas que te esperan...un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Lucha Don Jesus, lucha camarada, lucha ... luchaaaaa!! leñe, que sino luchas nadie me va a comprender con mi tema de las bluesky ...

    ResponderEliminar
  7. Don Jesús... eres simplemente la persona más especial que he conocido en mi vida. Si algún día no estas.. humildemente intentaré coger tu relevo (aunque eso sea una tarea casi imposible)mientras tanto lucha mi Jesús, que si alguien es un luchador nato ese eres tú!!

    Mará José

    ResponderEliminar
  8. Estoy en la lucha...y seguiré en ella hasta el final...!Merece la pena mirar adelante con los ojos llenos de utopía y el corazón plagado de sueños...!
    Creo que un mundo mejor está en nuestro corazón, y luchar por él es lo mejor...
    !Gracias por todo ,y en este tiempo dificil de mi vida no os podeis hacer idea de todo lo que valeis...!

    ResponderEliminar
  9. Ya lo ha dicho usted maravillosamente a toda la gente que se ha acercado a leer "el mi pobre blog". Siga peleando que como le han dicho una vez tiene que estar picando piedra en Siberia hasta los 130 años.
    ; P
    Sea bueno.

    ResponderEliminar