lunes, 4 de julio de 2011

V. Lobotomía

En la rutina de la tela de araña: Errante de un desierto de sal. Dolor, maximizado hasta que pareciera hacer reventar venas y miembros.

El cerebro, terrorista sostenedor de funciones vitales -órgano inútil- con sus ideas de ida y VUELTAS. 

Pensamientos en círculo alrededor, oxidado tornillo sinfín, ocupando todos los espacios y no permitiendo más que bruma.


Es necesaria una solución radical...






4 comentarios:

  1. O mata a ese personaje o nos lobotomiza a los demás para no seguir sufriendo.
    ¡Es usted grande!

    ResponderEliminar
  2. !Dios! que esto se utilizaba entre otras cosas para tratar la ansiedad, la depresión.... despues de leerte dejare de estar ansiosa.
    Para el desamor mejor el olvido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Susodicha, apuntada queda.

    San, desansioneese, que la solución radical es peor que el sufrimiento dichoso.

    ResponderEliminar