domingo, 14 de agosto de 2011

Si estuvieses aquí...

Si estuvieses aquí, sino te hubieses ido y fuesen estos días como aquellos en que estabas, antes de brindar ya nos hubiésemos reído con alguna de tus bobadas, porque brindaríamos para festejar la alegría de conocernos.

Si estuvieses aquí ahora y la muerte no se te hubiese llevado, nuestras cimas hoy serían más altas y nobles y más grandes los sentimientos. Ensanchados los pechos y más en alerta las almas ante los retos.

Si estuvieses aquí como en aquellos días que empiezan a hacérsenos nebulosos (otro gallo nos cantaría) yo no estaría escribiendo estas líneas ni estaríamos depositando estas flores porque estás sumergido en la tierra. Tierra de Lara, la de Mambrillas, la que conocíamos incluso antes de haber estado y a la que venimos contra tu voluntad, por voluntad nuestra.

Si estuvieses aquí te diría que hemos cumplido lo mejor posible las tareas que nos encomendaste. Tal vez sea esta una forma de rendirte cuentas y de no olvidar como te escribí en otra ocasión, la luz que en todos prendiste.
Si estuvieses aquí compañero, hoy no hubiésemos venido a turbar tu descanso, sino como dije antes a festejar que nos conocemos. 

Si estuvieses aquí, si estuvieses...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada