lunes, 3 de octubre de 2011

De Cenicienta a Bella Durmiente

¿mi sueño donde está?, durmiendo ..., que se ha pinchado con la rueca en el baño de un bar... (Marea. La rueca)


Metamorfosis de mariposa a la inversa 
cuando el tañido de la doceava campanada apaga su sonido 
y los últimos invitados abandonan el banquete nupcial,
entre el humo de los puros y los ojos vidriosos 
abarrotados de deseo por las sobrinas recién menstruadas.


En la cara oscura de la luna 
dormirá 100 años 
o PARAsiempre 
el sueño puntiagudo de la rueca.


Alma varada, 
corazón de polvo 
que se deja caer como un reloj de arena entre las costillas 

mientras tiene que ir DEShaciendo su vida
como si del tapiz de Penélope se tratara.


Cuán lejos, 

(aunque fue sólo hace un segundo), 
quedan las compras y las noches de fiesta y caza,

las miradas de deseo sobre la piel de otros, 
tratando de calcular en la distancia el tamaño de las habitaciones.


Bella Durmiente regresará de su letargo alguna vez, 
o una, 
o ninguna. 

Bella Durmiente vivirá dormida al abrigo de su ala, 
porque se habrá arrancado las suyas,
aunque Bella Durmiente tenga trabajo e hijos o un perro por hijos. 
El prozac ajustará las coordenadas para no despertar.

Bella Durmiente es un esqueleto sobre un lecho de seda.
Un yunque con forma de florero,
cuarteado y sediento,
que nunca se quejará de los martillazos ni los desconchones.




20 comentarios:

  1. Qué distinto a lo que suelo leer tuyo Rober, me ha gustado, ahora te leeré más porque así lo tengo más a mano, abrazos :-)

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Vir, creo que no has coincido con este tipo de entradas porque abundan por aquí, creeme.
    Beso.

    ResponderEliminar
  3. que curioso... alguien me decía "mi bella durmiente" y quizá por eso es que todos los de a pie se fueron...

    ¿o yo era la que limpiaba?

    ResponderEliminar
  4. Y donde narices está ese príncipe que le haga abrir sus ojos y poder ver con claridad, antes que se apodere de ella la decrepitud?, si el primero no le funcionó que lo aparte de una vez de su lado. Saludito.

    ResponderEliminar
  5. Jo ¿sabremos alguna vez si eras tú la que limpiaba?

    Lur, tiene que ser ella misma la que despierte, porque quizá no exista el príncipe azul.

    ResponderEliminar
  6. "Bella Durmiente es un esqueleto sobre un lecho de seda. Un yunque con forma de florero"

    Eso me gustó, muy duro, pero muy bueno.

    Escribís muy bien!! :)

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Bellas durmientes así hay muchas... incluso sin prozac... Mujeres atrapadas que deciden dormir!
    El principe azul suele salir rana, y el último mohicano no llega a tiempo de rescatarlas...

    Estoy desvariando, no me hagas caso!!!
    Un beso Titán

    ResponderEliminar
  8. Pablix, un gustazo que te hayan tocado mis líneas.

    El-la, no desvaría nada, algunas usan prozac, antaño era el anís. Y sino se enchufan al cuidado irracional de los hijos. Una mierda.

    ResponderEliminar
  9. No lo había visto nunca así. Pero tu post, tiene algo, que hace ver la vida de otra forma.
    Nunca tuve un yunque, pero de lo que sí estoy segura, es de que no quiero convertirme en un esqueleto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Bella durmiente calla. El prozac ayuda.

    Soberbio.

    ResponderEliminar
  11. pues si ..se nos casó la 5 veces duquesa, 18 marquesa y 14 veces grande ede este reyno.. !! (uf que largo, seguro que me dejo títulos por el camino)

    ResponderEliminar
  12. Isis. No sé si hace ver la vida de otra forma, pero es algo que veo alrededor en ocasiones, no siempre, pero sí bastante extendido. Es más un cáncer que otra cosa.

    Imilce. Gracias. Alegra saber que lo que uno escribe llega.

    Marty. Manzanas traigo. Ja ja.

    ResponderEliminar
  13. Hola, quizas llego con un poco de retraso a comentar tus posts.
    Solo queria añadir, que quizas cuando se despierte y vea a su principe azul, con tripa, barba de dos dias, calzones de algodón y camiseta imperio, se de cuenta de que su vida es una pesadilla.

    ResponderEliminar
  14. Nunca es tarde Pepazo. Creo que es general que a pesar de verse en la pesadilla no poder escapar.

    ResponderEliminar
  15. Me encantó el final, esa imágen de un esqueleto envuelto en seda.
    Imagina que se llegue a enterar que el príncipe estaba casado, pobrecilla, mejor que permanezca en el reino de los sueños.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir y comentar Peri.
      El reino de los sueños puede ser infinito.
      Un saludo.

      Eliminar
  16. Muy triste y muy cierto. Fui Bella Durmiente y me despertaron de un porrazo... Ahora lo agradezco en el alma... Después encontré un último mohicano como dice la de arrib, pero ya no puedo evitar sentir miedo de volver a convertirme en princesa
    Dra. Bruja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Un porrazo? A veces se aprende de los golpes. Ser princesa no sé si es para sentir miedo pero si me preguntan lo que quiero es una compañera, no una princesa y que me haga sentir que soy el hombre de su vida y ella la mujer de mi vida.

      Eliminar
  17. Yo más q princesa soy guerrera, y sí, tienes razón! Hay que buscar un compañer@ de vida :)

    ResponderEliminar
  18. Más que buscar un compañero, hay que estar agusto con uno mismo, se esté solo o acompañado.
    Encontrar el lugar de cada cual, he ahí la cuestión.

    ResponderEliminar