jueves, 15 de diciembre de 2011

¿Aún es tarde?



El atardecer desaparecido y la noche pintando aceras, las siete de la tarde, mirarle a los ojos y pensar en si quieres seguir a su lado o te estorba. Era más bello de lo que te habías fijado la primera vez con los vapores del gin tonic, cuando el alba estaba a punto de llegar aunque seguía siendo de noche. 

Vuelves a mirarle y ya van dos veces ¡es tan hermoso! y ha sido tan putamente encantador... que ahora dudas si despegarte de él, si llevarle con tus amigas que te están esperando a tomar algo o abandonarle en la corriente de este corriente aunque irrepetible otoño.

Le has vuelto a mirar otra vez porque te cuesta resistirte y le has sonreído como hacía mucho que no sabías sonreir, él ha sonreído contigo ¿aún es tarde para besarle de nuevo?


Madrugada febril del 3 de diciembre 
de este corriente otoño 
y este 2011, infártico año de crisises

 con Sonia y Vero
haciendo de esa, como de cada noche, 
MAGIA,
en un bar cualquiera de Las Llanas
y que me dieron la idea para escribir estas líneas.


Para el gran Dani (que corra la voz) que me cuida, me soporta
y encuentra siempre el camino de regreso para dejarme en mi casa.


3 comentarios:

  1. Sin duda, una sonrisa es la mejor manera de demostrarle a la vida que lo pasamos bien.

    ResponderEliminar
  2. y a veces uno no sabe como decifrar esos pequeñas rendijas de felicidad
    que existen
    a veces son cortas ... pero son tan para postearse asi

    ResponderEliminar
  3. Trecce, una sonrisa a veces da mucho.

    Jo, las pequeñas cosas marcan la diferencia entre las vidas vulgares y las que merecen la pena.

    ResponderEliminar