miércoles, 28 de diciembre de 2011

Cernuda se lamenta y Europa devora España

Un continente de mercaderes y de histriones,
Al acecho de este loco país, está esperando
Que vencido se hunda, solo ante su destino,
Para arrancar jirones de su esplendor antiguo.
Le alienta únicamente su propia gran historia dolorida.
Si con el dolor el alma se ha templado, es invencible;
Pero, como el amor, debe el dolor ser mudo:
No lo digáis, sufridlo en esperanza. Así este pueblo iluso
Agonizará antes, presa ya de la muerte,
Y vedle luego abierto, rosa eterna en los mares.
 
(Luis Cernuda. Lamento y esperanza. Del libro de "Las nubes") 

Con esto de la crisis estamos retrocediendo en lo social, lo laboral y lo económico a diario, no  hay más que beber de la realidad o contrastarla tomando un chato en la taberna del Tinín. Ayer sin ir más lejos la portada del diario "El Mundo" era todo un horror, recortes, catástrofes, ministros que toman posesión del cargo desde los santuarios de la especulación o los arsenales. Poco amor en primera plana, pocas palabras de aliento y esperanza. La vieja Europa está en el mayor agujero desde la IIª Guerra Mundial y cada día parece más oscuro que el anterior, como en esos despertares de Frodo, Sam y Gollum cuando se van adentrando en Mordor.

Escribía hace algunas jornadas cómo aprovechándose de la crisis nos la metían doblada desde las instituciones europeas, que conviene recordar para los novatos, no son más que un instrumento de los mercados para seguir acumulando riqueza, esto se evidencia con las directivas que dimanan o que hayamos adaptado nuestra Constitución recientemente para priorizar el pago de nuestra deuda a la banca europea (basicamente franco-alemana) sobre el resto de necesidades, ya sea calefacción en los colegios o salario mínimo (pero mínimo, mínimo). Así las cosas, con estos retrocesospiedrasdemolino con los que el Capital quiere hacernos comulgar, los viejos textos de algunos pensadores y poetas van cobrando más sentido, aunque nunca hubieran dejado de tenerlo. Ayer casualidades de la vida, buceaba entre los versos de Cernuda de su libro "Las Nubes" que empezó a escribir en España, pero tuvo que terminar gracias a la gentileza de las bombas fascistas muy lejos, bajo el más gris de los cielos, el del exilio, donde lo terminaría y publicaría (en Londres creo recordar), pues nunca regresó a España. Entre algunos de sus poemas he rescatado estos versos del inicio de la entrada de hoy que me parecen muy descriptivos de la situación que Europa nos ayuda a padecer.

A lo que parece nosotros, ciudadanos del mundo, que nos quedamos o que huímos fuera de España para poder trabajar, vamos a encontrar en unos años un país irreconocible, más pobre, más desarticulado e insolidario, más oscuro, más roto al fin. La lucha que vamos perdiendo a favor de los poderes económicos, propietarios del dinero y el poder, nos va a convertir en una generación de exiliados definitivos pues el país que conocimos antes de la crisis no volverá, está desapareciendo mientras escribo estas líneas, mutándose por uno que se vislumbra sombrío y tremendo. Parecido al paisaje de guerra civil del que Cernuda huyó para no terminar en una fosa común.


lunes, 26 de diciembre de 2011

Se difumina mi mirada en tu reflejo (¿Aún es tarde? II)



El espejo te dice que quién va a ser capaz de follar contigo, pero él está esperando en la cama sin quitarte la vista, a sólo unos centímetros, lo cual te inquieta y preocupa.
(Aunque a veces la vida deje en tu playa lo que mereces).

Y sacas la lengua sucia de alcohol y tabaco delante del espejo.

Y después de pensarlo te guiñas un ojo y dejas de pensar y vas a gozar de lo que mereces...


miércoles, 21 de diciembre de 2011

"Qué corto se me hace el viaje"


"... aunque maldiga y los tiempos sean oscuros, la vida es un regalo".

He dejado esta frase en el facebook en mitad de la noche, acompañado de la muerte, de la vida, de una bandada de cuervos de los relatos de Poe y de la esperanza en el PORvenir, puesto que está por venir, mientras Don Ángel González me susurraba al oido muy insistente "mañana no será lo que Dios quiera, téngalo en cuenta Don Titán, téngalo en cuenta, mañana no será lo que Dios quiera..." una y otra vez. Me dí la vuelta con las sábanas, me arropé aún mejor y dormí el mejor y más reparador de los sueños, puesto que si Don Ángel guardaba mi sueño nada podía irme mal. Y así ha sido, tuve hermosos sueños y hoy ha sido un día grande, pero ordinario. Un maravilloso día normal y corriente de este otoño que ya está a punto de abandonarnos.

Todo esto que se conjuga y se mete conmigo en la cama, me acongojo un poco por los días oscuros, pero me vengo arriba ante la perspectiva de que si estoy vivo y lato y existo y los días siguen siendo los mismos aún hay una posibilidad de equilibrar este desastre cotidiano en la cesta de la compra y en las colas del INEM, ahora ECyL en Castilla/León.

Como al final abandoné la nostalgia que me convertía en un Lot de pacotilla cuando los años se terminan y las luces de navidad se encienden siempre me canto aquello con todos los buenos deseos del mundo que me ponía y pone la piel de gallina y os regalo este fin de 2011: "Que el vértigo pare y en vuestras ventanas luzca el sol cada mañana"...



jueves, 15 de diciembre de 2011

¿Aún es tarde?



El atardecer desaparecido y la noche pintando aceras, las siete de la tarde, mirarle a los ojos y pensar en si quieres seguir a su lado o te estorba. Era más bello de lo que te habías fijado la primera vez con los vapores del gin tonic, cuando el alba estaba a punto de llegar aunque seguía siendo de noche. 

Vuelves a mirarle y ya van dos veces ¡es tan hermoso! y ha sido tan putamente encantador... que ahora dudas si despegarte de él, si llevarle con tus amigas que te están esperando a tomar algo o abandonarle en la corriente de este corriente aunque irrepetible otoño.

Le has vuelto a mirar otra vez porque te cuesta resistirte y le has sonreído como hacía mucho que no sabías sonreir, él ha sonreído contigo ¿aún es tarde para besarle de nuevo?


Madrugada febril del 3 de diciembre 
de este corriente otoño 
y este 2011, infártico año de crisises

 con Sonia y Vero
haciendo de esa, como de cada noche, 
MAGIA,
en un bar cualquiera de Las Llanas
y que me dieron la idea para escribir estas líneas.


Para el gran Dani (que corra la voz) que me cuida, me soporta
y encuentra siempre el camino de regreso para dejarme en mi casa.


jueves, 1 de diciembre de 2011

¿La muerte del Euro o la excusa para matar lo que queda de las democracias europeas?


El Euro está contra las cuerdas y la tensión va en aumento no sólo en la Eurozona sino en toda la UE.

Los rescates de Irlanda, Portugal y Grecia, que en el primer caso parece que han servido para algo y en los otros dos no, significativo el caso griego que el 1 de diciembre vivió su última huelga general contra los recortes, (y se ha perdido la cuenta de las que van) y con las primas de riesgo disparadas de España e Italia, con el gobierno Berlusconi sustituido por un equipo de tecnócratas (al igual que en Grecia) y el de España obligado por las circunstancias a adelantar las elecciones donde ha arrasado la derecha y donde se rumorea que si los anunciados duros recortes del nuevo gobierno no contentan a los mercados darán paso también a un equipo de tecnócratas.

Haciendo caso a esa máxima de que la economía es política concentrada, los gobiernos de la Unión Europea, a propuesta de Herman Van Rompuy, Presidente del Consejo Europeo (El Gobierno en papel de la UE -reina, pero no gobierna-) presentará el 9 de diciembre bajo el “Diktak” de la banca alemana la propuesta de tener un gobierno común económico para los 27 estados miembros. La propuesta es en principio razonable, y es que las tensiones económicas de la zona con 27 sistemas impositivos, de distribución de la renta, presupuestarios o fiscales se están maximizando con una crisis que ha dejado tocados incluso a los países fuertes del Euro: Francia, la agencia Fitch amenaza con rebajarle la calificación y Alemania que no termina de alcanzar una senda de crecimiento fuerte (el 1,8% para este año). Sin embargo la propuesta en este tiempo y forma no deja de ser a primera vista otra imposición de los voraces mercados, que encuentran de esta manera un mecanismo para robar más democracia a los gobiernos a favor de un supuesto gobierno económico europeo que va a seguir a pies juntillas las recomendaciones más duras del neoliberalismo.