martes, 14 de febrero de 2012

Bota, rebota y en tu culo explota

(He tenido un democrático debate conmigo mismo sobre cómo titular esta entrada antes de publicarla, una era evidentemente la vencedora y la otra candidata era la hermosa frase de una vieja peli que nos advertía "que no nos quiten la sonrisa". Dado que el título vencedor hace más risión y por tanto vende más ejemplares se ha quedado para la posteridad. Ustedes juzguen y opinen en los comentarios que para eso están o callen para siempre).

En la ciudad de Dios nieva como si lloviese y llueve como si nevara. Así está siendo el día. Y todo ello acompañado por un gélido soplo siberiano que le deja a uno tiritando yendo a sus quehaceres. En este estado llegué a casa a comer y esto fue lo que me encontré:

No había prestado mucha atención estos días a las noticias, tan sólo a lo de los juicios de Garzón por el autorretrato de nuestra justicia y país; y la injusticia que queda, por consiguiente (se huele) de que no se haya investigado en el anterior siglo ni se vaya a investigar en este el genocidio franquista. (A veces se me hace un nudo en el estómago con los miles de cadáveres que siguen tirados en fosas). Vaya por delante que Garzón no es, santo de mi devoción, pero resulta y les pongo en antecedentes por si andaban tan despistados como yo, que a nuestro crack Contador, ciclista de élite y ganador de muchas cosas y entre ellas varios Tours de Francia lo han condenado por dopaje. En el Canal Plus francés que todavía emite el genial guiñol han hecho un chiste a resultas del cual el ruedo ibérico ha ardido de indignación porque distintos deportistas españoles, entre ellos Rafael Nadal firmaban un supuesto documento de apoyo con una jeringuilla. A mi particularmente me hizo gracia, y es que con las estrecheces económicas qué quieren que les diga, sólo me queda la risa. He de admitir que siempre me gustó el guiñol, porque estoy convencido que era la única manera de escuchar a los políticos las cosas que verdaderamente pensaban (No voy a entrar a valorar lo de Contador porque desconozco si está bien o mal juzgado o si su castigo ha sido excesivo como por ahí se afirma).


Cuando llegué este mediodía a mi casa para comer ya estaba empezado el telediario de la Uno. Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno de España recibía a nuestros campeones de la Copa Davis y decía a cuenta de la polémica con los guiñoles de la frans, que éramos campeones del mundo de Rolangarrós y que si los franceses se habían reído de nuestros deportistas por yonquis o presuntos yonquis no había que hacerles el menor caso y más concretamente "no hay mayor desprecio que no hacer aprecio". 
Bueno, vale, pero quiero comentar dos cosas que se me ocurrieron mientras veía la noticia y haciendo memoria con la polémica habida:
- Una (que son varias). Lo del guiñol (francés) es puramente humor e ironía. Ya sé que con la crisis os dan pocas ganas de reir, pero así había que entenderlo. Cuando humillamos a los "putos sudacas" o insultamos a los "moromierda" no encuentro la humorada. Es decir que no creo que estemos para dar lecciones patrioteras de nada y que no sé a qué llorar tanto con una cosa de reir. Pero bueno...
- Y dos (que son varias también). Siempre se relacionaba a España con el cachondeo y a Francia con el aburrimiento ¿Se han cambiado las tornas?¿O es que como siempre los tópicos son sólo eso? Rajoy, y esto es meramente anecdótico, me parece un funcionario aburrido que por las tardes después de haber dejado su puesto detrás de una mesa compulsando formularios, pasea con su mujer del brazo o mira la tele como una estatua sonriendo un poco (tampoco hay que exagerar) con los chistes del hormiguero. Pero nunca jamás y bajo ningún concepto hace nada divertido. Me lo pareció hoy otra vez, aunque luego igual el tío es el desmadre padre (vaya usted a saber). Y para qué vamos a negarlo, el guiñol de Rajoy superaba al original cuanto menos en risas, sobre todo cuando le robaba los puros a Aznar. 


Si en España aún tuviésemos guiñol, en el de hoy habría salido Rajoy en la rueda de prensa de látex con los tenistas y habría dicho de la polémica con los franceses "bota, rebota y en tu culo explota". Y yo por supuesto me hubiese reído a carcajadas, no lo duden.

9 comentarios:

  1. Aquí o no llegamos o nos pasamos. Los guiñoles son unos muñecos (sí ya se que hay personas detrás), pero deberíamos haber contraatacado con Doña Rogelia y Rockefeller y dejarlo ahí.
    En cuanto a lo del Juez estrella/estrellado, lo peor no ha sido la condena en sí (con ser grave), si es cierto lo que dicen es un mal instructor, al que le ha gustado ir de divo siempre, que por dejar escuchar lo que no debía ha hecho un gran favor a Correa y compañía y que si se deja impune que un juez pueda escuchar lo que le plazca, eso abre la puerta a situaciones peligrosas por indiscriminadas. Lo peor, digo, no es eso, lo peor, bajo mi humilde punto de vista, es que se sabía que le iban a condenar, que era una condena anunciada y a mí estos juicios en los que ya se sabe el resultado antes de celebrarse, me dan mucho miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "O no llegamos o nos pasamos". Ja ja. Si, qué panda de lelos somos.

      En cuanto a Garzón... nunca he entendido que se anule un juicio por un defecto de forma, ¿si existió un robo y alguien la cagó escribiendo algo en la causa desaparece el robo? Que se vuelva a encausar, porque el delito sigue existiendo. Qué terrible. Por eso decía lo de la investigación al franquismo. Si Garzón no la sigue ahí se va a quedar para que sólo reluzca la versión que siempre nos han dado de que los buenos eran los que cayeron por Dios y por España y el resto unas ratas mezquinas. Que se investigue de una vez.
      Por último estoy como casi siempre de acuerdo con usted, era una condena anunciada, era como lo que decía al principio, o no llegamos o nos pasamos, siempre tendemos a hacer formulaciones maximalistas de las cosas o juicios paralelos. Así nos va.

      Eliminar
  2. Si se pudiera poner me gusta lo haria. De todas formas se sabia la condena porque un juez tampoco puede estar por encima de una ley, no digo que la ley sea justa pero con el codigo en la mano, es lo que hay...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo jodido es que ese procedimiento era común. Y no conozco a los jueces que le han enjuiciado, pero seguro que han hecho cosas similares o peores que Garzón, aunque eso no anule el que Garzón haya actuado mal.
      A mi lo que me indigna del asunto es que ahora a ver quién es el guapo que investiga el franquismo o la Gurtel. La condena a Garzón tenía una intención de aleccionar y disciplinar jueces. Y eso también tiene un nombre feo.

      Eliminar
  3. Puedo llegar a enterder el humor que se haga con Contador, ya que ha sido perseguido y al final castigado (en mi opinión injustamente) por dopaje (¿un picogramo es suficiente para ganar un tour?). Lo que creo que ya es pasarse, es meter en el mismo saco a gente como Nadal, Casillas o Gasol que nunca han dado positivo. Y que conste que no solo han hecho parodias con los deportistas españoes, sino que también hicieron uno con Virenque, ídolo ciclista francés, también por doping (siendo francés seguro que nos hubiésemos reído).
    En fin, me alegro que al fin haya metido algo de deporte en su blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hombre! Al fin alguien que no me habla de Garzón que al final era lo de menos en mi entrada.
      Ja ja ja ¡Al fin he metido algo de deporte en mi blog! Pues es cierto, ni me había fijado, pero ya ve. Que el mundo habla de fútbol, Garzón o dopping, yo ni caso, a lo mio, como un maldito de pacotilla.

      Eliminar
  4. Lo que me fascina además de este país de Dios es la increíble capacidad que tenemos para poner como prioritarios asuntos anecdóticos y no dar valor a asuntos verdaderamente serios como esta jodida crisis.

    ResponderEliminar
  5. Pero hombre, Titán, haberlo dicho vd. antes. No hay guiñoles, en efecto, pero cada viernes están ahí las viñetas de http://elespigadordigital.wordpress.com

    ResponderEliminar