sábado, 29 de diciembre de 2012

Confesiones de un aprendiz de homicida de dinosaurios

nos engañaron

pero la culpa no fue nuestra en exclusiva, quizá fuese nuestra corta edad -el tiempo del acné y los primeros besos es demasiado confuso para apuntalar las grandes cuestiones de la vida-. 

¡estudia! nos decían o no llegarás a nada, era seguro que tras los exámenes aprobados vendría el más brillante porvenir. pero (por)-venir nunca vino, y dejó estos lodos:

no servimos más que como profesores particulares, limpiadores de superficies diversas y reparte tarjetas de bares contando con avidez monedas de a menos de euro para pisar la siguiente baldosa amarilla en busca de la mera supervivencia en el estado del bajoestar.

matamos dinosaurios con tirachinas disparando al aire y el aire devuelve bilis y pisotones.

desahuciados de nuncajamás los niños perdidos buscamos trabajo con cotizaciones a la seguridad social. terminamos por envidiar los que siempre juramos no realizar porque tienen nómina y contrato indefinido como el de nuestros padres que tuvieron el valor de gritar en las calles derechos que nosotros aún no hemos disfrutado.

nuestra necesidad de espacio vital y una vida propia choca con un muro de hormigón armado de presa hidroeléctrica.


presente desperfecto difuso 
futuro perfecto inalcanzable

ebrios algún sábado por la noche, 
calados hasta los huesos las tormentas 
de lunes por la tarde, 
cruzando en rojo los semáforos,
adictos a los actos cotidianos 
donde nunca aparecerá Peter Pan 
nos encontramos la realidad:

la cola del INEM,
una ciudad pintada de azuloscurocasinegro
y la tentación de un avión 
que nos saque de esta mentira que se hunde
en lo más profundo del océano.



6 comentarios:

  1. Nos han engañado, es cierto y, encima, se ríen de nosotros.
    Y nos siguen engañando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y cómo librarnos del engaño?
      Mi generación, esa que dicen la más preparada es la más desmovilizada y la más engañada de todas cuantas la precedieron.

      Eliminar
    2. Engañada?? Ni te cuento las mentiras con las que fuimos creciendo muchos, si, crecimos en una burbuja, nos enseñaron a ser borregos tontos desde bien chicos y a dar gracias a un Dios mas falso aun que esa burbuja por la suerte que corrimos con los vencedores… Engañados?? No… nadie os vendió esa mentira, simplemente la tomaron por comodidad, porque otros anteriormente destruyeron muchas mentiras, el problema fue que confiaron que duraría y que otros seguirían el ejemplo… se relajaron
      Me he dado cuenta que en este mundo no vale relajarse, no vale pensar que todo esta ya hecho, nunca, nunca debemos dejar la lucha por mas derechos sociales que se logren, por mas bienestar que creamos tener, nunca aparcar la lucha de clases, porque ellos nunca olvidan y están esperando el momento justo para tirarse al cuello… al nuestro por supuesto.
      No, yo no creo que ustedes sean una generación engañada, creo que se dejaron engañar si acaso, creo que olvidaron que nada se logró simplemente pidiendo, bueno creo incluso que muchos ni lo saben.

      Eliminar
    3. Gracias por dar la visión de tu generación y escribir el concepto fundamental que explica la precariedad de la mía: lucha de clases.

      Eliminar