domingo, 19 de agosto de 2012

Tenemos sed

Nos alcanza en el alma este verano SEDiento de ríos con SED que claman por el agua que les escapa al mar, se les evapora o les robamos cada día. Los ríos de este país, y este país entero, se DESangran. Y la tierra y la gente, las casas y los parques con niños, se mueren de SED.




SED tiene la gente que pierde la casa que creyó podría pagar en in-cómodas mensualidades y le sobraría para ir a Benidorm cada verano SEDiento como este, e incluso dar de beber copiosa y DESpilfarradoramente a los Reyes Magos cada navidad.

Tienen SED los mineros que llegaron desde lo más profundo de la tierra pidiendo que no les roben su trabajo.

Tienen SED los funcionarios que son el blanco perfecto de la envidia de todos.

Tienen SED los emigrantes que son el chivo expiatorio perfecto de mentes planas.

Tienen SED los que culpan de todo a los políticos olvidando a quienes han votado o dónde han estado posicionados tantos años, sin mover un dedo por frenar la SED que venía.

Tenemos SED los trabajadores y los ciudadanos que perdemos derechos cada día para satisfacer la SED inabarcable de personas sin alma que cuadran gobiernos, ordenan bolsas mundiales y primas de riesgo con SED.

Tienen SED los hijos de este país emigrando a otros países porque en este país nuestro la SED ha terminado con el futuro.

Tiene SED nuestro futuro que paga las facturas de “España va bien” y somos la Champions de la economía mundial. Y ese pasado-espejismo cojonudo, imbatible e incuestionable lo estamos pagando todos con nuestro presente y futuro. Futuro ya no queda. Queda SED. Tenemos SED. Y la SED tal vez termine por matarnos.