lunes, 25 de febrero de 2013

muere un ángel


Foto extraída de existencia


No tengo la certeza 
                                     e
                                        s

mera intuición literaria,
pero cuando muere 
            n 
un    á      g      l 
                     e
se detiene el tiempo, 
aunque jamás se detenga. 
Jamás lo hace. 


¿Y nosotros?

¿Cómo vivimos ese instante de parada 
                                           del tiempo 
                                           sin parada del tiempo? 
El aliento contenido del mundo concentrado sobre la muerte de un ángel.

          Intuiciones, 
        presentimientos, 
      percepciones, 
    corazonadas, 
  que fuera de la realidad 
la configuran como el más importante 
de 
los latidos, 
          y eso 
y tantas, 
          tantas cosas, 
nos configura como un mosaico,
nos hace
SER lo que somos
hasta que la muerte, 
imparable mecanismo, 
                                 nos desarticula y convierte 
                            en 
                        un insignificante grano de arena en el desierto de la existencia, 
                            un mero 
                                 susurro de la historia.

2 comentarios: