lunes, 31 de marzo de 2014

Llega el verano

Queda el verano como una de esas asignaturas pendientes (que no será aprobada) 
aunque sea primavera 
y matemáticamente el calendario gregoriano habrá de ponerla ante nosotros con sus tardes de ríos menguados vertiendo hacia el Duero, 
sus mujeres hermosas floreciendo a la potente luz del estío, sus tardes de terraza, cañas, canciones, conversaciones, besos y paseos, sus bicicletas -son para esta estación-, sus señales del tiempo más feliz, de preocupaciones que menguan 
y mariposas que brincan sin pisar el suelo, sobre un suelo imaginario.



Ciudad de Dios, Junio del 13.

No hay comentarios:

Publicar un comentario