martes, 19 de agosto de 2014

Agosto

Agosto infame,
bellaco,
otoñal,
que gime,
miente,
tortura
            las hojas de los árboles,
se perfuma,
escupe,
es golpista,
(derrocadordeestaestación);
  asiste a un funeral,
     sueña versos de otros veranos,      
suspira como ningún mes;
         siega
la tierra
              bajo nuestros pies y los caminos,
y ahoga campos en sed;
       
La luz de agosto,
me da un beso en la mejilla
que pone a flotar
alrededor mio
las hadas supervivientes,
mensajeras de una promesa en sus aleteos
que no se cumplirá;  
revolviéndose incapaz de controlarse. Pareciera fuese a romperse
haciendo algún escorzo imposible,
mientras clama
por el aire que no encuentra.

Agosto inquebrantable
             acude
a su puntual cita de todos los años
con el calendario,
incapaz de comportarse como debe,

amartillando sus fieras
        y fantasmas,
que escapan indemnes
para continuar con sus trabajos,
dogmáticas en voluntad.

Dejando sabor

a otoño cenizo en la boca.

Tal vez sea culpa
de este clima que cambia
o sólo mía, por sostener,
de este modo tan poco apropiado,
las flores de Chihiro.        

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada