domingo, 30 de noviembre de 2014

Noviembre

Noviembre insípido.

Insípido Noviembre.

Vulgar y hueco como la monarquía española.

Secundaria carretera.

Lugar en el que llorar a los muertos.

Atentado a las alas
y la sonrisa.

Niebla murodehormigón, en los páramos,
que viene a comerse los llanos como un tsunami
a velocidad de caracol,

y en los parques las ganas de nevar
que empiezan.

Cielos enladrillados de mercurio líquido
congelando el cielo
sin sol, estrellas o luna,
enfrentados a días que se van solidificando y noches sin barrer.

Corazón del Otoño desatendido
que es un modo (o varios)
de estar más cerca del
                                  in vf ierno.

Primeros avisos de congelación, resbalando con heridas
en nuestro calendario malheredado.

Sensación de que todo va terminando
y puede, quién sabe,
que no vayamos a ser
                       capaces
de encontrar otro inicio
en ningún cajón de la cómoda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada