miércoles, 4 de noviembre de 2015

Las cosas que nunca te dije

Sin haber visto la peli de Coixet, unos versos que siempre recitaba antes de cantar "Todo lo que no te escribí", una de esas canciones imprescindibles que compuse y, no sé bien porqué, ya nunca canto.

Una historia de amor llevada al límite.
Dos cuerpos amándose hasta caer exhaustos al alba.
Caricias pesadas como piedras y gemidos estruendosos.
Una mujer que mirando fijamente a sus ojos pregunta:
¿Por qué siempre te quedas callado cuando me miras?....

Por las cosas que nunca te dije.

jueves, 29 de octubre de 2015

La dieta

.
Por mucho que quisiera negarlo,
sabía que sería siempre
el hombre de su vida
.

El alimento más sabroso,
en el mordisco más venenoso
.

Apartar de su vida
su vida
para evitar las heridas
.

Las heridas están todas
y se vienen severas
, que no salvanvidas,
ni las certezas
.

viernes, 21 de agosto de 2015

sábado, 15 de agosto de 2015

La chica del Sonorama

Llueve en sus mejillas.
Explota una luz de amanecer en su pelo.
Dos soles en su cara.
Y camina sin calcetines por el Sonorama
con sus zapatillas negras de la noche de viernes,
que viene a ser un mundo por descubrir lejano y vedado como Plutón.

lunes, 3 de agosto de 2015

Tour de FRANCIA

Yo nunca te saqué a bailar en Viena,
ni te arropé en las noches
                       más noches del invierno en Siberia.
Yo nunca te canté en un banco en Londres,
ni escribí contigo los paseos del parque
de Belgrado donde nos besábamos.

Tú nunca querías salir de fiesta los sábados,
ni reírte, los viernes, con los chistes malos de mis amigos (cuando fuimos los mejores).
Tú nunca mirabas conmigo desde
el puente los jueves,
y siempre tenías la última palabra y toda la razón (equivocada).

Nosotros nunca nunca nunca
nos reconciliamos en la cama,
ni nunca nunca nunca llegamos juntos a la meta de este tour de Francia.
Nosotros nunca nunca nunca
quisimos volver juntos a Ítaca,
ni salpicarnos con el polvo oscuro de la rutina.

viernes, 31 de julio de 2015

El perfume de tu perfume o de tu piel

Lo peor de aquel autobús
no era la música hortera a todo trapo,
que era un dolor,
sino el ambientador feo feo que no me dejaba,
teniéndola justo delante
(tal vez la vez que más cerca estaré de ella)
olfatear la marca de su perfume,
o mejor, su piel.

domingo, 26 de julio de 2015

Que le retuerza un brazo a mi alma

Años y años después
y mirarla sin que me vea
y que le retuerza un brazo a mi alma.

sábado, 25 de julio de 2015

el INVIERNO no lo es todo

el INVIERNO no lo es todo,
no,
y siempre,
inexorable,
llega la Primavera ,
alcanzándonos donde quiera que estemos,

e incluso, por mucho que hayamos luchado
para escondernos de ella.

martes, 14 de julio de 2015

Julio

Sueño con romperle el vestido (lujuriosamente)
a todas las mujeres del verano
(y el mundo).

Me como un helado
                                   de paseo
a la única nube que trae descuidada la tarde.

Me gustan estas tardes largaslargas
(donde
me quedaría a vivir parasiempre)
y el calor para juegos acuáticos o amorosos.

Las noches que empiezan
acariciando la medianoche
y terminan rozando la eternidad
"Tendrás después del alba que amar...."

¿Adónde irán las bicicletas
que me adelantan y nunca me miran?
¿"Y los besos que no damos"?

Puede (no es seguro,
pero suele haberlas)
nubes extrañas ¡Qué pasada!
algunos arcoiris
en despistadas tormentas de #Verano
y algunos cielos
que ojalá
                 (ojalá)
                             durasen toda mi vida.

Y el ansia de mar y playa
que nos lleva en volandas
escapando juntos.

domingo, 21 de junio de 2015

Los juegos olímpicos

Pide
         un esquiador para descensos imposibles,
un plusmarquista para hérculeas carreras de fondo,
un ágil gimnasta para epopéyicos ejercicios,
un nadador que nade más rápido que un fueraborda,
un titánico luchador greco-romano,

un tierno caballero superhéroe poeta indestructible
con impecable planchada capa sin arrugas, pero con todo lo vivido
que escriba odas a sus latidos, haga equilibrios con un pie
y derribe muros inderribables.

e incluso un Magno Alejandro en impecable uso
para el desentrañamiento indescifrable de su (des)nudo gordiano.

Y todo ello conjugado en una sola persona....

jueves, 18 de junio de 2015

Tengo en la cara todos los inviernos

Me miro al espejo
y tengo en la cara todos los inviernos.
Todos.
Los vividos y algunos otros
que no sé de dónde vienen
pero están
y están como usados,

de otras vidas y otros espejos.

Paisajes de Primavera VI

Hay adolescentes en los bancos,

niñas en los columpios

y niños jugando al fútbol como preludio de la estación que vendrá después de esta.

Hay largas piernas de mujer que terminan en el fin del mundo,
paseando en falda por la ciudad.

Y recuerdos extraviados del final de las clases
que explotan como bombas de mano,

                               en estos días
de atardeceres naranja que incendian el cielo,

                               en estos días largos,
como piernas de mujer
alcanzando el fin del mundo.


miércoles, 22 de abril de 2015

Abril

Camina con los pies mojados
inconsciente
mil veces
(o más)

Mientras las jaras
en mí florecidas
iluminan calzadas a todos los sueños.

Burda, vulgar, especial, espacial...

Cuando la mires te parecerá burda, vulgar, cualquiera.
Ejercerá manías, gestos y palabras que te hagan sentir 
                                                          incomodo.

Por eso hay que mirarla de otro modo, con los ojos abiertos.
Y entonces la verás,
brillando como pocas
por el amor
que con él comparte.

Eso es, como ninguna cosa lo que la hace como a ninguna,
valiosa, 

             especial
espacial.

jueves, 9 de abril de 2015

La Doble fila en La habitación sonora


"Duermo en doble fila...."
                                             Quique González

En la vuelta a casa las noches de otra vida, dejaba el coche en DOBLE FILA y paraba en La habitación sonora (que ya no está) para malllegar acunado por el alcohol a mi cama (insoportablemente) vacía, prescribiéndonos infatigables esa otra droga de los WhatsApps que nos hacían cruzar todas las distancias hasta donde quiera que estuviésemos.

A veces llorando, otras maldiciendo, las más inconsciente, me tumbaba cada una de aquellas -inútiles- noches, mirando las estrellas de plástico del techo de mi habitación con la ventana abierta, hubiese escarcha, plenilunio o nada. 

Cuando por fin dormía, siempre agotado, atravesabas mi cuerpo y mis sueños (tantos!) para besarme los labios.
Jamás dejaste de hacerlo.

Ese fue mi mundo (cada noche de) aquella vida, acortándonos la distancia con palabras, acortándome la vida con alcohol y cansancio,
hasta que volvimos a estar juntos.

lunes, 30 de marzo de 2015

Amor de hijo


A mi madre, ejemplar en la enfermedad

Es amor
     ,madre,
     amor
                 puro,
imperecedero
que nunca
se agota
ni desfallecerá,
en el trabajo,
–que no lo es-
de sostenerte si te fallasen las fuerzas
o doliese tu corona de espinas.

Presos de fragilidad,
habremos
   tarde o temprano
–que es ahora-
cuidar de tu sombra
–o si fuese necesario-
cosértela a la silueta.

Es amor
   ,madre,
lo ha sido siempre
y siempre lo será,
perdurando
aunque ya no existan
nuestros cuerpos de carne
y   –sobrados de-   huesos.

Es amor
     madre,
amor a contrapelo
porque me sigues peinando
al contrario de cómo me gustaría
     –y yo ya no me peino-
pero está en el acto de que me peines

TODO.

Sus hadas

Han aterrizado algunas de sus hadas a mi alrededor, traen mensajes de la marca de su alma en la mía, de los dibujos, que en el aire, deja su pelo, del color de su piel, del sudor que ha dejado sobre otro.
Pero ningún rastro mio en ellas.

Empezaré a existir

Empezaré a existir cuando me encuentres, a respirar cuando me beses. Esperaré muerto hasta que me recojas, de la tierra, con tus manos vacías. Terminará el sueño de la cigarra bajo la tierra. Y empezará la vida y el tiempo de las canciones y la poesía: el amor.

Marzo

Estrecho de Gibraltar,
dos fuerzas de la naturaleza enfrentándose, midiéndose.
Lucha de gigantes,
dos civilizaciones mirándose, solapándose, influyéndose.

"En un mundo descomunal
siento mi fragilidad...."

Mujer fatal
lo mejor y lo peor,
te da y te quita
te quita y te da:
solea aliento (que es Primavera)
y nubla tus andares (que también es invierno).

En los Marzos más hermosos,
los de las postales,
los de las cigüeñas con sus nidos,
brotan tardes soleadas de paseo,
así que me calzo mis zapatillas desgastadas
y camino en pasos solitarios,
o con Quique e Irma por el río
que me invitan a trepar por un árbol
o con Ángela y su bici prestada
que la lleva a muchas partes.

Las mejores noches son cielos abiertos sembrados de estrellas
y los días mejores, almendros blancos nieve
con casi 21 muescas de invierno
emocionadas por la vida que explota
y pinta en la respiración
a Machado.

Las 11 restantes de Primavera
corean felices la riada de galaxias y cantos
del equinoccio de dos titanes que se miden.

domingo, 29 de marzo de 2015

Paisajes de Primavera IV

Marzo aún era capaz de cielos azules

y de la luz de la Primavera
incandescente
en la noche iniciada.

Paisajes de Primavera III

Las campanas de Pascua
marean el aire de la ciudad,
mientras, ajena,
la Primavera avanza
desde nuestros corazones
aventados por irrevocables esperanzas.

Sin dejar nunca de caminar,
hacia adelante, siempre hacia adelante.

martes, 24 de marzo de 2015

Paisajes de Primavera II

El tiempo

                    y las flores

detenidas

                   en su mirada.

lunes, 16 de marzo de 2015

Dimito

Dimito de eso de traer flores y pagarFantas,
de escribiros poemas,
inventar juegos florales        
o trazar malabarismos.

Dimito de dejarme toda la emoción de las venas
y el importe total de mi inspiración
en empresas     
improductivas,         
inútiles,
yermas,

que, al final,    
siempre y sólo,
alumbran 
                   mi mirada perdida
y suspiros feos
                   sin fuerza.

El mar en las calles

Un músico callejero con una guitarra desafinada suena como la sinfónica de Londres.
Tus WhatsApp son alimento aunque sólo digan "ten el mejor de los días".                                       El aire que creas cuando caminas va dejando la brisa del mar suspendida en las calles.
Malditobendito amor.

miércoles, 11 de marzo de 2015

Paisajes de Primavera I

El calendario marca unas fronteras
matemáticas,
infalibles,
divisorias,
ficticias.

Instalados aún en lo que se dice Invierno
con tardes soleadas de paseo junto al río,

la primavera avanza y la llevamos en nuestros corazones.

martes, 10 de marzo de 2015

Nos hacemos (todas) las noches

Un poema con una dosis extra de ternura,
por aquellos días en que la echábamos en falta:


Nos hacemos (todas)                         las noches
                                -cada una de ellas-
con sus estrellas y almohadones,
     su Teletienda y sus luces de ciudad,

y algunos días que elegimos
con más amor que acierto,
deshilachando las horas y las migas del almuerzo,
o perdiendo de la ropa
recién sacada de la lavadora,
los botones de nuestra camisa de los días sin aliento;
entre tu sexo, mi abrazo y el deseo nunca
satisfecho,
avanzando invencible contra el viento,
nos aplasta cada día,
cubriéndonos 
de la pureza de tus alas blancas, inabarcablemente bondadosas,
              
                inabarcables.

Laura

Me cuida como si fuese su propio alma,
me limpia, me viste,
me echa a andar cuando no puedo dar un paso,
me peina, me ata los cordones,
me zurce descosidos que no se ven
para que se me vea mejor,
(aunque hubo un tiempo,
otro tiempo,                   en tu infancia
                      recuerdo,
que era al revés y yo era todas esas cosas
y hasta te recogía a la salida del parvulario para llevarte de la mano a casa y darte de comer, mientras mamá practicaba aquello de "limpiaré cuantos suelos sean necesarios para que nunca os falte de nada").

Constructora de parabienes
que me resguardan como un paraguas,
hacedora de consejos sabios
como los del anciano de la Tribu
que, desprecio siempre como un niño malcriado, unas veces por ceguera
y otras por estupidez.

Incapaz soy de imaginarme
sin ella
que es tanto como yo.

sábado, 28 de febrero de 2015

Febrero

Las nieves de enero perduran, 
como lo hacen algunos malos tragos,
enroscados a garganta y cabeza.

Montes blancos a estrenar
y besos por abrir,
en el mes con días robados.
Tal vez se encuentren los que faltan
en marzo o enero,
o quizá en la primavera,
que se intuye cercana
y se alcanzará, como todas las veces antes,
hasta el fin del mundo y las estaciones.

Me dejo deslizar por noches de pies fríos,
y falta de sueño y sueños,
empapándome en las tardes que alargan
,con la promesa en el regazo,
de flores, luz y playas, 
en estaciones más propicias al sexo y el porvenir,
porvenir que villanos y malas damas
se llevaron en maletines
no sabemos bien adónde.

Las locas

Dice Ángela que dice Alba: "Se suele escribir siempre para halagar a los locos, a todos nos molan hasta que nos encontramos con uno. Así que ya era hora que alguien escribiera algo así."


Salen de los manicomios
             y los patíbulos,

brotan de los accidentes de carretera
              y los precipicios,

surgen saltando de improvisto
desde escombreras
                         y ollas a presiónsanguínea
hacia tu persona,
           para (tal vez)
menguar tu alma, cegarla, hacerla varios líos,
dejarla dando vueltas de ciempiés en el laberinto del Minotauro
o, desorientarla en un barco sin timón de un océano sin costas.

Ellas, las locas, 
puestas (sin ingerir un gramo) en fila,
puestas de desvivir,
mirando las cosas con cara rara
y haciendo cosas malas, ralas, raras.

Ellas, las desquiciadas,
desconcertadas y desconcertantes,
      torciendo muecas ajenas,
   retorciendo neuronas y
reretorciendo entenderas,
para que desentiendas,
porque nunca entenderás nada.

Ellas son así,
                        inconsciente
                   o alevosamente,
algunas veces
con cuentas pendientes de otros
o fabuladas para la ocasión,
cargando contra una incauta diana
con cara de #estúpidonoentiendonada,
si es que en el pozosinfondo de la locura,
hubiese algo que pudiera ser discernido.

martes, 17 de febrero de 2015

Me puse perfume

Me puse perfume sin saber si iba a encontrarla.
Y no la encontré,
pero iba perfumando plazas y calles,
e iluminando las farolas,
antes de la noche, con los poemas
que la pensaba en avenidas y parques,
en vallas, mirando obras con ancianos
y colas de autobús.

martes, 10 de febrero de 2015

La tarántula

Eres negra sucia
      negra fea,
por fuera y por dentro.

   Tus metálicas patas
caminarían,
       pero acuchillan.

Sólo te mueve el afán
de hincar tus colmillos,
-no para alimentarte-
-que tal vez podría entenderse-
sino para zaherir vidas
por zaherir vidas.

Si hubo sangre en tus venas
lo cierto es que ahora

                       (sólo)

están llenas            de ponzoña.

Eres un animal enfermo de sí mismo,
un mero alma sin rumbo.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Lo que soy

¿Quién soy?
¿Qué tengo?
Apenas un colchón
y un plato de lo que toque
-que no es poco-.

Puedo decir:
no soy el más honesto,
                      pero soy un hombre honesto,
como si importara
-a mí me importa-
pero hasta eso me lo quieren quitar:
                      con veneno de tarántula,
escupiéndome,
arrojándome al barro sucio y frío,
dejándome olvidado en la celda de Ben Hur.

viernes, 23 de enero de 2015

Bailar pegados (en 3 conceptos)


1. Aquella única vez
             que bailé contigo
no asistieron delfines,
mas cruzaron estrellas fugaces.
Lo juro.

2. Aunque a nadie le importe
y ni siquiera tú, que siempre fuiste
un macho macho
                 de poco bailar
y nada emocionarte,
        lo recuerdes.

3. A veces,
                      muy de tarde en tarde,
lo recuerdo,
querido cretino,
no por ti,
sino por mí:

               Porque fue precioso
               ,a pesar de ti,
                      cruzaron fugaces estrellas
               y lo recuerdo
                      sólo por eso.

(Siempre he pensado es este un vals perfecto para bailar siempre).

martes, 20 de enero de 2015

Algunas cosas que dejaron de gustarle

Hacía años
que no sabía nada de ella,
a quien ya no le gustaban
los paseos de la mano;
girar en la noria;
contar, desde un banco, los cochesblancos
que cruzaban el barrio;
mirar los niños jugar en los parques
y ver parejas de ancianos,
de la mano,
con miradas amorosas.

Y aunque a ella ya no le gustaban
ninguna de las cosas
que en otro tiempo le gustaban,
él las recordó todas.

Los indicios ciertos
y certeros
apuntaron dolorosos,

los besos que no se darán
dejan nada en su boca,
sabor a desierto, 
que pierde             
los besos que no se dan.