viernes, 23 de enero de 2015

Bailar pegados (en 3 conceptos)


1. Aquella única vez
             que bailé contigo
no asistieron delfines,
mas cruzaron estrellas fugaces.
Lo juro.

2. Aunque a nadie le importe
y ni siquiera tú, que siempre fuiste
un macho macho
                 de poco bailar
y nada emocionarte,
        lo recuerdes.

3. A veces,
                      muy de tarde en tarde,
lo recuerdo,
querido cretino,
no por ti,
sino por mí:

               Porque fue precioso
               ,a pesar de ti,
                      cruzaron fugaces estrellas
               y lo recuerdo
                      sólo por eso.

(Siempre he pensado es este un vals perfecto para bailar siempre).

No hay comentarios:

Publicar un comentario