martes, 10 de febrero de 2015

La tarántula

Eres negra sucia
      negra fea,
por fuera y por dentro.

   Tus metálicas patas
caminarían,
       pero acuchillan.

Sólo te mueve el afán
de hincar tus colmillos,
-no para alimentarte-
-que tal vez podría entenderse-
sino para zaherir vidas
por zaherir vidas.

Si hubo sangre en tus venas
lo cierto es que ahora

                       (sólo)

están llenas            de ponzoña.

Eres un animal enfermo de sí mismo,
un mero alma sin rumbo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada