lunes, 30 de marzo de 2015

Marzo

Estrecho de Gibraltar,
dos fuerzas de la naturaleza enfrentándose, midiéndose.
Lucha de gigantes,
dos civilizaciones mirándose, solapándose, influyéndose.

"En un mundo descomunal
siento mi fragilidad...."

Mujer fatal
lo mejor y lo peor,
te da y te quita
te quita y te da:
solea aliento (que es Primavera)
y nubla tus andares (que también es invierno).

En los Marzos más hermosos,
los de las postales,
los de las cigüeñas con sus nidos,
brotan tardes soleadas de paseo,
así que me calzo mis zapatillas desgastadas
y camino en pasos solitarios,
o con Quique e Irma por el río
que me invitan a trepar por un árbol
o con Ángela y su bici prestada
que la lleva a muchas partes.

Las mejores noches son cielos abiertos sembrados de estrellas
y los días mejores, almendros blancos nieve
con casi 21 muescas de invierno
emocionadas por la vida que explota
y pinta en la respiración
a Machado.

Las 11 restantes de Primavera
corean felices la riada de galaxias y cantos
del equinoccio de dos titanes que se miden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada