martes, 10 de marzo de 2015

Nos hacemos (todas) las noches

Un poema con una dosis extra de ternura,
por aquellos días en que la echábamos en falta:


Nos hacemos (todas)                         las noches
                                -cada una de ellas-
con sus estrellas y almohadones,
     su Teletienda y sus luces de ciudad

y, algunos días que elegimos
con más amor que acierto,
deshilachando las horas y las migas del almuerzo 
o, perdiendo de la ropa
recién sacada de la lavadora,
los botones de nuestra camisa de los días sin aliento
entre tu sexo, mi abrazo y el deseo nunca
satisfecho,
avanzando inquebrantable contra el viento,
cubriéndonos de la pureza de tus alas blancas, inabarcablemente bondadosas,
              
                inabarcables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada