jueves, 9 de abril de 2015

La Doble fila en La habitación sonora


"Duermo en doble fila...."
                                             Quique González

En la vuelta a casa las noches de otra vida, dejaba el coche en DOBLE FILA y paraba en La habitación sonora (que ya no está) para malllegar acunado por el alcohol a mi cama (insoportablemente) vacía, prescribiéndonos infatigables esa otra droga de los WhatsApps que nos hacían cruzar todas las distancias hasta donde quiera que estuviésemos.

A veces llorando, otras maldiciendo, las más inconsciente, me tumbaba cada una de aquellas -inútiles- noches, mirando las estrellas de plástico del techo de mi habitación con la ventana abierta, hubiese escarcha, plenilunio o nada. 

Cuando por fin dormía, siempre agotado, atravesabas mi cuerpo y mis sueños (tantos!) para besarme los labios.
Jamás dejaste de hacerlo.

Ese fue mi mundo (cada noche de) aquella vida, acortándonos la distancia con palabras, acortándome la vida con alcohol y cansancio,
hasta que volvimos a estar juntos.