lunes, 23 de mayo de 2016

martes, 17 de mayo de 2016

paisajes de Primavera VIII

V
e
r

caer el sol
detrás de unas
     n
     u
     b
     e
     s
,caña en mano,
desde una terraza;
el tráfico del barrio;
el olor de la Primavera
con su ternura;
una conversación que me deja boquiabierto;
la luz colonizando las paredes;
las prisas siempre;
tu forma de mirar el mundo
que cambió mi forma de mirarlo;

      el
          p
          e
          r
          r
          o
de las chicas
de la mesa
de al lado,
ladrando disconforme por cómo van las cosas;
leer en una novela
la ascensión de César Augusto,
y las comparaciones de sus personajes
con personas que conozco;
el claxon de quien pensaba liarla en la rotonda;
algunos trabajadores esperando el autobús de la fabrica;
alguien que saluda con una sonrisa y se para un momento a hablar
-a ver si un día tomamos una-;
las buenas de la buena gente que quiero
trabajando en otros países,
y las malas, de los mediocres
que se quedaron y disparan a la cabeza
(país de cainitas, ignorantes y miserables);
el cielo naranja de mayo
             que se pone azulnoche poco a poco
devolviendo paseantes a casa
que me acercan
sus conversaciones irrisorias
al cruzar por donde estoy;
el pequeño cansancio de estos 38,
(que a veces parecen 8 y otras 80);
"el norte" de esta ciudad provinciana
que siempre muerde cuando el sol se esconde;
mi vecino loco con el paso inseguro;

y que ya
n
u
n
c
a
   vayas a besarme,
a estrujarme en todos los abrazos,
ni a querer salvarme (de tí).

viernes, 13 de mayo de 2016

Dejá vu no devuelve la sonrisa

Dejá vu (si puede escribirse así) fiel a su cita, la lluvia y su cigarrillo, estaba montando guardia una vez más en el lugar de todos los días a la misma hora cuando vuelvo de trabajar, que igual se cree que no me fijo (nada más lejos).

Hoy, que lo sepan, fue diferente, hoy le sonreí -qué se habrá pensado- y el tío seta no ha hecho nada (qué descaro) y eso que elegí una buena sonrisa, de las que merece la pena pararse a mirar. Él ya estaba parado y sólo le faltó mirarme, y ya puestos con carita de cordero degollado, pero no coló y me dejó desolado como esta Primavera otoñal.

¡Qué lo sepan ustedes!

jueves, 12 de mayo de 2016

Déjà Vu (o lo que sea)

No es un dejá vu (como se escriba), que lo pensé al principio, estas mañanas volviendo de trabajar con idéntica lluvia meciendo tejados, un tipo fuma en el mismo sitio, con la misma postura y me mira con el mismo entornamiento de ojos, mientras le devuelvo la misma mirada de perplejidad cada día. Que puede que tengamos duelo cuando el sol esté en lo más alto, y todo, o me invite a fumar de su Ducados (una calada de eso te cambia los pulmones de lugar, fijo).
Y claro, me hace un lío antes de dormir que no hay derecho, vaya sea por dios.

miércoles, 11 de mayo de 2016

El fantasma de tu ausencia

El fantasma de tu ausencia pasea
por los lugares de la casa
que nunca volverás a habitar,
y yo nunca me atreveré a ocupar.

El fantasma de tu ausencia deambula por las habitaciones,
me mira a veces, y creo que me sonríe,
en ese momento en que más me asusto,
y justo pareciera que fuese a hablarme.

Yo le miro serio
-Oiga, no estoy para estas zarandajas.
Entonces me sigue a distancia,
como queriendo respetar mi deseo,
eso sí,
sin la menor intención de marcharse,
y al final siempre me dice
-Lo hago para que no te sientas tan solo.

jueves, 5 de mayo de 2016

¿Adónde irán los versos?

Tengo muchas ideas para escribir poemas que la mayoría de veces no tengo ocasión de apuntar y quedan perdidos paraSIEMPRE.
Me pregunto dónde irán:
- ¿a un gran océano de conocimiento humano que ningún barco puede alcanzar?
- ¿al cielo?
- ¿al desierto de Atacama, el más árido del planeta?

Seguramente sólo al olvido.

miércoles, 4 de mayo de 2016

Un poema

romper con un poema la barrera del sonido
todas las distancias

que sea el primer hombre en el espacio
cósmicos impulsos

reventar cadenas,
ventanas
y rutinas
espasmódicos sueños (que se cumplan)