lunes, 19 de septiembre de 2016

Estrellas entre turnos de trabajo

No mucho antes de la alborada un grupo de personas espera el autobús fletado por la empresa en la que trabajan para entrar en el turno de mañana. Tienen caras de odiar al mundo y de necesitar más horas entre sábanas, tal vez soñando, tal vez por seguir abrazados a la persona de su vida, tal vez porque ciertos turnos de trabajo son una crueldad.

Nadie puede certificarlo si bien algunos indicios apuntan a que alguien escucha "Vengas cuando vengas" de El Kanka en Spotify, una chica preciosa no para de escribir en el móvil. Otro piensa que olvidó el bocata. Un tipo con prisa pasa junto a ellos encendiendose un cigarro, sin embargo dejará al pasar un aroma a after shave. Hay que ser muy valiente para afeitarse a ciertas horas. Aunque nadie mira al cielo, y a pesar de las luces de ciudad y los edificios del centro, se ven algunas estrellas. Lo más seguro es que si mirasen al cielo se les suavizaría el rostro de pocos amigos y puede que a alguien se le dibujara una sonrisa. A mí me reconcilian con el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada