jueves, 15 de septiembre de 2016

Tranvía a la Malvarrosa

La noche en que iba a terminar de leer "Tranvía a la Malvarrosa" fueron a citarse varios sucesos de variable geometría.
Un camarero que conocí en estas nuevas auroras, comenta que irá a Valencia de fiesta a la ahora desprovista de inocencia, festivalera pijo rancia Playa de la Malvarrosa.

Este libro que tiene mucho de poético y algo de tragedia, la de perder para siempre la inocencia y entrar sin billete de vuelta en la edad adulta.

Vicent sabe escribir, que es más de lo que podemos decir muchos, yo aún sigo aprendiendo. La tragedia de este país donde los intelectuales, o mentes más o menos lúcidas, venden su genialidad cual mercancía para sostener este régimen del país a la cola de la UE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario