lunes, 15 de mayo de 2017

La ventana

Pasé hoy dos veces por la que fue tu casa en esa Avenida rara con trazo de paso de reptil.
Siempre miro a la ventana del que fuera tu cuarto aunque ya no vivas allí,
un acto reflejo,
una de esas cosas aprendidas, que aunque inútiles, no se olvidan nunca, como hacer el nudo de una corbata.

Nadie lo sabía,
pero siempre miraba al balcón de la que fue la casa de su amante,
aunque ya no vivía allí.
Era un acto reflejo del tiempo en que se escondían para hacerse el sexo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario